¿Dónde está el nuevo enlace para padres del DOE?

Jesse Mojica venía a asistir a familias de escuelas, pero pocos han escuchado de él

Nueva York – El sistema escolar de la ciudad tiene a un nueva persona encargada de ayudar a los padres de los 1.1 millones de niños en educación pública. El problema es que muchos no han sabido nada de él desde que fue nombrado en julio pasado.

Luego de tres meses en su rol como “padre jefe” del Departamento de Educación de la ciudad (DOE), organizaciones que defienden intereses de padres dijeron no haber escuchado aún de Jesse Mojica y desconocer su planes para mejorar la engorrosa relación entre el Departamento y familias alrededor de la ciudad.

Mojica fue reclutado en julio por el nuevo canciller Dennis Walcott para ocupar el puesto de $138,000 al año como director ejecutivo de la oficina Familia y Participación.

Plácida Rodríguez, del comité de padres en acción de Se Hace Camino NuevaYork, una organización con base en Queens y Brooklyn, manifestó su incorformidad por la poca atención que Mojica les ha concedido hasta ahora.

“Básicamente no he tenido contacto con Jesse Mojica”, dijo Rodríguez. “Creo que por lo menos debió comunicarse con los diferentes grupos”, añadió.

Marilú Rodríguez, organizadora comunitaria de la organización Cypress Hills Advocate for Education, en Brooklyn, tampoco ha sabido nada de él.

“Lo único que sé es que no se está enfocando en las necesidades que tienen las escuelas o nuestros hijos, sólo sigue órdenes del DOE. Y a la misma vez, el DOE no ha tomado decisiones justas, sino que están manipulados por Bloomberg”, dijo Rodríguez.

La emergente hostilidad de estos líderes hacia Mojica es un giro inesperado al entusiasmo que causó su nombramiento, percibido como una posibilidad de que Walcott -quien se convirtió en canciller en abril- iniciara un acercamiento diferente hacia los padres, muchos descontentos por la escasa participación que logran en el diseño de políticas escolares.

“Trabajé con Mojica por años cuando estaba en El Bronx, y sé que es un fuerte defensor de los padres, pero desde que está en esta nueva posición no he hablado con él”, dijo Kim Sweet, directora ejecutiva de Advocacy for Children, una de las principales organizaciones de defensa de padres y políticas educativas de la ciudad.

José González, miembro de Padres Unidos de Highbridge, en El Bronx, también expresó cierta decepción.

“Sé lo dedicado que (Mojica) es y que toma en serio los derechos de los padres”, dijo González (…) pero creo que todavía no hay acción, es mucho hablar. A nivel de barrio, a nivel local se ve ineficiencia en el envolvimiento con los padres. Todavía no se ha visto un progreso visible, ningún mínimo beneficio”, agregó González, quien está molesto por lo que él ve llama violaciones a los derechos de los padres por parte de algunos directores de escuelas.

Millie Bonilla, directora de la Coalición para Justicia Educacional (CJE, por sus siglas en inglés), dijo conocer el trabajo de Mojica en El Bronx y “su capacidad para ayudar a los padres” y que están en conversaciones para concretar una reunión.

Repetidas solicitudes de entrevista con Mojica, hechas desde julio hasta la semana pasada, fueron ignoradas o rechazadas por el DOE.

El miércoles pasado, sin embargo, Mojica acompañó al canciller Walcott a un reunión en una escuela secundaria en Manhattan, para discutir cómo mejorar la comunicación entre el Departamento de Educación y los padres, particularmente en vista al descontento creado por la política de cerrar escuelas de bajo desempeño.

Preguntado durante la reunión sobre su aparente desconneción con grupos de padres, Mojica se defendió diciendo que aunque fue nombrado en julio, oficialmente empezó a trabajar desde el 23 de agosto, y aseguró que se ha reunido con varios grupos de padres líderes en escuelas de cuatro condados y que tiene planes de reunirse con otros de Staten Island, el cual no ha visitado todavía.