Ecuador indemnizará a los afectados de crisis

Quito/EFE – El Banco Central de Ecuador anunció ayer que repartirá 6.7 millones de dólares entre 62,000 acreedores de bancos cerrados hace una década y que pasaron a manos del Estado cuando se produjo una de las peores crisis financieras de esta nación andina.

La entrega de fondos a los 62,000 acreedores de la etapa que inició ayer se suma a los alrededor de 58,000 que recibieron su dinero en 2010, indicó el presidente del directorio del Banco Central, Diego Borja, quien apuntó que en total en estos dos grupos suman unos once millones de dólares.

El funcionario explicó en rueda de prensa que entre personas naturales y jurídicas suman aproximadamente 140,000 los afectados por el cierre de los bancos y señaló que el monto total de afectación asciende a unos 2,200 millones de dólares, siendo el Estado, con unos 1,300 millones de dólares, el más perjudicado.

El proceso futuro de devolución de dinero dependerá de la forma en que el Banco Central recupere valores a través, entre otros, de subastas públicas de los bienes que pertenecieron a las instituciones financieras cerradas.

“La mayor parte del proceso de cobros se encuentra en juicios”, comentó Borja.

Una treintena de instituciones financieras fueron a parar en manos del Estado tras la crisis bancaria de 1998 y 1999, considerada la peor de la historia ecuatoriana y cuyo saneamiento le costó al erario nacional unos 8,000 millones de dólares.