Ecuador ‘llama la atención’ a embajada

Quito/EFE – La cancillería de Ecuador hizo ayer “un fuerte llamado de atención” a la embajada de Francia por suspender inicialmente las clases el pasado viernes del colegio francés en Quito, aunque informó de que no expulsará a ningún diplomático.

La medida responde a las críticas realizadas el sábado por el presidente del país, Rafael Correa, quien dijo que “una embajada extranjera se arrogó la facultad, el abuso, eso es terrible, incluso el cónsul es el que manda el mensaje de suspender clases en un colegio privado de Quito, porque es un colegio binacional, ¿qué se creen?, ¿dónde creen que están?”.

El viernes se conmemoró el primer aniversario de una protesta de policías y militares que derivó en una sublevación de un grupo de agentes, y que el Gobierno interpretó como un intento de golpe de Estado.

El colegio La Condamine, donde estudian los hijos de Correa, anunció el pasado jueves la suspensión de clases para el día siguiente, como medida de seguridad para los alumnos.