Elegancia en la entrada del hogar

Cambiar las puertas de casa no supone un gasto excesivo de dinero o tiempo

Pocos cambios son tan notables en el aspecto interior o exterior del hogar como el que dan unas puertas nuevas. Y contrario a lo que se pueda suponer, colocar puertas nuevas, diferentes y hasta con mucho estilo, es fácil y muy económico.

“Se puede adquirir una puerta interior para el cuarto o el baño desde 22 dólares”, asegura Sal Mendoza, gerente de la tienda para el hogar Home Depot de Panorama City.

“Se pueden renovar las puertas sin tener que cambiarlas, si es que aún funcionan bien, tan solo cambiando las bisagras o las manijas. Pero por un precio tan bajo y con lo sencillo que es instalarlas es bueno considerar poner unas nuevas”, señala el experto en tareas del hogar.

La mayoría de las tiendas para el hogar cuentan con una amplia variedad de puertas que ya vienen montadas con el marco para solo instalarlas usando un taladro o desarmador.

Los dos aspectos importantes al seleccionar las puertas son: elegir el material del que están hechas en base a su función, es decir, si son para el interior o el exterior; y el lado en que van colocadas. Sin olvidar obtener las medidas exactas del marco.

“Muchas personas llegan a la tienda y no saben si son de apertura izquierda o derecha”, comenta Mendoza. “Es muy fácil determinarlo. El lado en que están colocadas las bisagras es el lado del que abren las puertas”.

Esto es bueno saberlo, ya que si se han hecho algunos cambios en la decoración del cuarto y quizá necesite que la puerta abra del lado opuesto al actual, tan solo se tiene que cambiar el marco y colocarlo del lado que tiene más espacio para abrir.

“Colocar el marco de un nuevo lado solo requiere cambiar las visagras para el lado opuesto y esto se puede realizar en cuestión de un par horas”, dice aquel, quien además recomienda realizar la instalación de las puertas por uno mismo, ya que una instalación profesional puede costar como mínimo 100 dólares.

“Ahora ya todo viene montado y listo para colocarse, pero una instalación profesional cuenta con garantía”, señala.

Si lo que se quiere es cambiar la puerta de la entrada principal exterior, la selección de la puerta debe ser más estricta en cuanto al material.

“Hay de metal o fibra de vidrio, que son las más recomendables, porque son resistentes a los elementos del clima. Además deben ser más pesadas o sólidas y no huecas como las interiores”, explica Mendoza.

El color preferido para este tipo de puertas es el color roble o caoba. O como sugiere el experto en el hogar para HGTV, John Gidding en su sitio de internet, “es buena idea elegir colores que resalten para la puerta de la entrada de la casa, ¿por qué no un color naranja o morado?”. Mientras que para las interiores el color predominante es el blanco.