evidencias contra médico son ‘abrumadoras’

Los Ángeles/EFE – La Fiscalía pidió al jurado del juicio por la muerte de Michael Jackson un veredicto de culpabilidad para Conrad Murray, el médico del artista, por considerar que hay evidencias “abrumadoras” de que fue responsable de la muerte del cantante.

El proceso judicial contra Murray, acusado de homicidio involuntario, entró en su fase definitiva en la Corte Superior del condado de Los Ángeles donde comenzó la exposición de los alegatos finales antes de que el caso quede visto para sentencia.

El ayudante del fiscal del distrito, David Walgren, recordó a los 12 miembros del jurado los momentos dramáticos que se vivieron en la casa de Jackson el día de su muerte, el 25 de junio de 2009, e insistió en que el médico dejó huérfano a los hijos del “rey del pop”.

“Para ellos este caso durará siempre, porque no tienen padre debido a las acciones del doctor Conrad Murray”, argumentó Walgren, que explicó que “Michael Jackson pagó con su vida”.

El ayudante del fiscal describió al cantante como un “creador” y un “perfeccionista” que era “optimista”, tenía “sueños, esperanzas y planes de futuro” y estaba ilusionado por volver a los escenarios para mostrar a sus hijos lo que era capaz de hacer.

Jackson iba a reaparecer con el tour “This Is It” en Londres donde iba a ofrecer 50 conciertos a partir de julio de 2009 y estaba realizando ensayos en Los Ángeles cuando falleció.

La acusación insistió en que las pruebas y los testimonios presentados durante los 22 días de juicio, que comenzó el 27 de septiembre, probaron que Murray administró al artista propofol, el anestésico que le causó la muerte.

Walgren relató la serie de negligencias del doctor que, según la Fiscalía, se produjeron aquel día y que, según determinó, equivalen a un delito criminal. “La Ley dice que un doctor tiene el deber legal de ofrecer atención médica”, aseguró Walgren, que recordó la ausencia de Murray del dormitorio de Jackson tras sedarlo y que ocultara que le había dado propofol.