Familia muere por derrumbe

BOGOTA/AP – Las fuertes lluvias provocaron el derrumbe de una colina en el noroeste de Colombia y la tierra sepultó una casa en la que murieron sus seis ocupantes, incluyendo un bebé, informaron ayer las autoridades.

El deslizamiento de lodo y piedras ocurrió la mañana del lunes en una remota zona rural del municipio de Angostura, en el departamento de Antioquia y a unos 300 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Por el derrumbe “quedan atrapados todos los integrantes de la misma familia”, aseguró en la jornada John Rendón, director del Departamento de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard) en Antioquia.

La humilde vivienda era la única en la colina y murieron el padre, la madre y sus cuatro hijos: dos varones de 10 y nueve años, una niña de seis y un bebé varón de seis meses de edad, agregó Rendón en diálogo telefónico con AP.

Los cadáveres ya fueron rescatados y serán sepultados en la jornada, dijo el funcionario al resaltar que las muertes fueron las primeras en la región debido a las lluvias.

En Colombia se presentan dos temporadas de lluvias, la primera se inicia a fines de marzo y se extiende hasta finales de junio y la segunda va desde septiembre hasta mediados de diciembre.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha conminado a los gobernadores de los 32 departamentos colombianos a culminar las obras de infraestructura y alistar los equipos de atención de emergencia ante la nueva temporada de lluvias.

La primera estación de aguaceros en 2011 provocó la muerte de 136 personas, según el gobierno.

Las autoridades evitan comparar esos datos con lo de inicios del año pasado porque mantienen que el país experimentó desde fines de 2010 el más intenso fenómeno de La Niña –corrientes frías en el Pacífico que multiplicaron la cantidad de lluvia–, que haya vivido Colombia en más de cuatro décadas, según meteorólogos.