Golpe a cartel de La Familia

Capturan en México a uno de los fundadores de la organización de las drogas

México/EFE – Martín Rosales Magaña, alias “El Terry”, identificado por las autoridades mexicanas como uno de los fundadores del otrora poderoso cartel de las drogas de La Familia Michoacana, fue detenido por la Policía Federal (PF) y presentado ayer junto con tres cómplices en Ciudad de México.

La detención de “El Terry”, de 47 años, y de sus presuntos colaboradores tuvo lugar el martes en la comunidad de las Juntas, en las inmediaciones de los municipios de Tejupilco y Luvianos, en el central Estado de México, indicó ayer en conferencia de prensa el jefe de la División Antidrogas de la PF, Ramón Eduardo Pequeño.

Pequeño manifestó que la detención en junio pasado de José de Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango Méndez”, máximo líder de La Familia, fue clave para la captura de “El Terry”, quien lució un ojo amoratado en la presentación a los medios de comunicación.

Además, las autoridades mexicanas intercambiaron información con las fuerzas de seguridad de EE.UU. para lograr el arresto.

La Policía Federal acusa a Rosales Magaña de liderar células remanentes de La Familia en la zona oriente del estado de Michoacán que colinda con el Estado de México. El cartel de La Familia, duramente golpeado por las fuerzas de seguridad, sufrió una división tras la muerte en diciembre de 2010 de Nazario Moreno Gonzalez, alias “El Chayo”, quien lideraba la organización con “El Chango Méndez”.

De esa pugna interna nació el grupo criminal Los Caballeros Templarios, que se ha convertido en la organización narcotraficante dominante de Michoacán.

Rosales Magaña cumplió un año de cárcel en el estado de California (EE.UU.) por venta de heroína en 1995, y después fue deportado a México, donde comenzó a trabajar con “El Chango Méndez” en el año 2000.

Según la PF, el sospechoso escaló varias posiciones dentro de ese grupo criminal, para el que supuestamente reclutó nuevos integrantes y los adiestró en manejo de armas y venta de droga, comercializó hasta dos toneladas de marihuana al mes y vigiló laboratorios de drogas sintéticas.

También se le acusa de haber sido jefe de La Familia en el estado Guerrero, en la ciudad michoacana de Apatzingán y después en el Estado de México, donde libró guerras campales contra grupos antagónicos, principalmente Los Zetas, antiguos aliados con los que rompieron en 2008. “El Terry” “siempre fungió como el segundo en la estructura criminal de la vertiente de “El Chango Méndez”, aseveró Pequeño.

Más información de México en P14