l Latinoamérica pedirá algunas reformas en la asamblea

Naciones Unidas/EFE – Los países latinoamericanos harán en la Asamblea General de la ONU una encendida defensa del multilateralismo en el ámbito político y económico, según han avanzado fuentes diplomáticas.

El debate de líderes mundiales en la Asamblea General de la ONU se celebrará en Nueva York del 23 al 27 de septiembre, precedido desde este lunes por foros de alto nivel y numerosas reuniones bilaterales y grupos regionales. La mayoría de dirigentes latinoamericanos ha confirmado su presencia en el organismo mundial que reunirá a 193 países para debatir temas candentes de actualidad.

Brasil, al igual que una mayoría de mandatarios de América Latina y el Caribe, insistirá en la necesidad de acometer una reforma de la ONU que refleje mejor la actual geopolítica mundial. Por su parte, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, reiterará la reclamación de la soberanía de las Islas Malvinas, que ocupa el Reino Unido desde 1833, y pedirá más poder en los organismos internacionales para los países emergentes y fortalecer el multilateralismo, según fuentes diplomáticas. El mandatario de México, Felipe Calderón, abogará por recuperar la credibilidad de la ONU con un mayor liderazgo político.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, que llegará a Nueva York para recabar apoyo financiero internacional para el proyecto medioambiental Yasuní, no se presentará ante la ONU por considerar que es un organismo que no sirve, según ha manifestado en Quito.

El presidentes de Venezuela, Hugo Chávez no vendrá a NY.

Este año se estrena el presidente de Perú, Ollanta Humala, quien fijará la posición de su país en temas de la actualidad internacional, como el reconocimiento del Estado palestino o la crisis global. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos intervendrá el miércoles. En tanto, el crimen organizado y los programas sociales de su Gobierno, centrarán la intervención del mandatario de Guatemala, Álvaro Colom.

Leonel Fernández de RD presentará su propuesta de alcanzar un consenso internacional para la estabilidad de los precios que permita combatir la especulación financiera.

El mandatario chileno, Sebastián Piñera, anunció una apretada agenda de reuniones bilaterales en Nueva York.