Lee Slattery, última versión de otro éxito

Madrid/EFE – Lee Slattery, la versión latina de un británico, puso ayer otra piedra más sobre la fortaleza que está construyendo el golf inglés en 2011 con su triunfo en el Madrid Masters, su primero particular en el circuito europeo.

Mientras el escalafón de golfistas lo dominan, por este orden, los ingleses Luke Donald y Lee Westwood, en el campo de “El Encín” madrileño Slattery, un golfista tan sonriente que su flema es difusa, sumó la decimotercera victoria de la temporada de un inglés en el circuito europeo.

El Madrid Masters alumbró, además, con Slattery la tercera victoria consecutiva de un inglés. Ross McGowan se impuso en 2009 y el año pasado ganó Luke Donald, el vigente mejor golfista del planeta pero hoy desfondado en El Encín tras una agotadora temporada.

Slattery, moreno de cabellera y tez (su madre es brasileña), se fabricó para la recta final una victoria fácil (tres golpes de ventaja) pero que tuvo un final apurado. Su doble “bogey” en el hoyo 18 (bola al agua) le dio una última oportunidad inesperada al italiano Lorenzo Gagli, su compañero de partido que finalmente acabó segundo, a un golpe.

La tensión inicial, como el colofón, también pudo con Slattery, por lo que se descabalgó pronto del liderato. Sólo atravesado el ecuador el golfista inglés aceleró como un cohete para consolidar una victoria que parecía cómoda hasta que llegó ese último hoyo, para gloria del diseño de ‘El Encín’.

Entre los hoyos 10 y 15 Slattery logró cuatro “birdies” que le dieron el pasaporte hacia su primera victoria. Sus tres aciertos consecutivos entre los hoyos 13 y 15 dejaron sin aliento ni respuesta a los dos jugadores que se veían luchando por el trofeo, el italiano Lorenzo Gagli y el argentino César Monasterio.

“Parecía que Slattery no quería un final divertido”, comentó el tucumano Monasterio, de 47 años y tercero en la tabla igualado con Eduardo de la Riva y ambos por detrás del italiano Gagli.

El inglés, de 33 años, estrena su palmarés en el Tour europeo, el octavo golfista que lo logra esta temporada, y se embolsa su mejor cheque como profesional (166.660 euros).

El número uno del mundo, Luke Donald, perdió fuelle definitivamente tras fallar un ‘putt’ sencillo para ‘birdie’ en el par 5 del hoyo 11. Fue el enésimo ‘putt’ cuya caída no supo leer Donald, que se marcha de Madrid con un discreto décimo lugar en la tabla.