Muere en Queens la activista boricua Alice Cardona

Gran defensora de derechos de mujeres y educación, su vida deja un inmenso legado

Nueva York – Alice Cardona, la activista boricua de educación bilingüe y derechos de mujeres, murió el primero de noviembre en su casa en Queens tras meses de lucha contra un cáncer. Tenía 81 años.

Cardona fue distinguida, especialmente en el estado de Nueva York, por sus esfuerzos incansables como defensora de las minorías y su participación en varias organizaciones comunitarias para latinos.

“Ella tiene una historia con todos los movimientos de la comunidad puertorriqueña, desde los años 50”, dijo la concejal Melissa Mark-Viverito, quien trabajó con Cardona y agregó que si la familia de Cardona se lo permite hará una ceremonia para honrarla. “Vivir esa historia de nuestra comunidad a través de ella fue una gran experiencia -lo más impresionante es que era una persona muy humilde que se entregó a la gente”.

Cardona nació el 17 de marzo de 1930; hija de puertorriqueños, creció y fue educada en El Barrio. Durante los ’60, trabajó con United Bronx Parents (UBP), donde supervisó programas para facilitar la participación de los padres en el sistema escolar y programas de jóvenes. En 1964 se involucró en el primer programa de Head Start en Nueva York. Continuó su carrera de ayudar a jóvenes con la organización ASPIRA, donde fue directora de un programa de asesoramiento para estudiantes y sus padres. Además de su trabajo con ASPIRA, también fue miembro activo del Congreso Nacional de Mujeres Puertorriqueñas y ayudó a fundar HACER, una organización para ayudar a latinas lograr sus metas profesionales a través de la educación.

Durante la administración del gobernador Mario Cuomo, 1983-1995, fue asistente al director de la División de Mujeres del Estado de Nueva York, posición que la ayudó a trabajar para combatir el SIDA, el cáncer del seno y la violencia doméstica.

“Alice era una pionera y una organizadora natural”, dijo Lillian Jiménez, directora ejecutiva de Latino Education Media Center. “Fue una mujer fuerte y con ética, su fortaleza fue algo que le encantó a los jóvenes. Su muerte es una gran pérdida para nuestra comunidad”.

La directora ejecutiva de Puerto Rican Association for Community Affairs y presidenta de National Latinas Caucus, Yolanda Sánchez, recordó a Cardona como una mujer que se entregaba por completo y sin condiciones cuando se embarcaba en las causas sociales. “Ella hacía lo que creía que era lo correcto. Fue muy activa en apoyar la educación bilingüe”, indicó.

Sánchez y Cardona se conocieron en la década del sesenta, época en la que lucharon juntas por los derechos de las mujeres.

“(Alice)- no sólo ayudó a los puertorriqueños”, manifestó Sánchez, y agregó que cuando empezó a llegar gente de otras nacionalidades a la Gran Manzana no dudó en tenderles su mano. “Estuvo muy involucrada con la comunidad dominicana. Era una persona que daba la ayuda sin condición sin pedir nada a cambio”, resaltó.