Mujeres piden apoyo para cooperativas

Nueva York – Mujeres latinas de Brooklyn pidieron a funcionarios electos su respaldo para crear cooperativas que promueven independencia económica y salarios dignos en la ciudad.

La organización Centro para la Familia de Sunset Park, como parte de su Programa de Empleo para Adultos, desde hace cinco años asesora a tres cooperativas integradas por más de 80 mujeres, el 95% latinas.

Con entrenamiento continuo en servicios de cuidado de niños y ancianos, y limpieza de casas, las emprendedoras lograron fortalecer su sociedad y generar fuentes de empleo.

La presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, y la Concejal Sara Gonzalez, se reunieron recientemente con las presidentas de las cooperativas Si se Puede (limpieza de casas), Golden Steps Coop (cuidado de ancianos) y Be Young Care (guardería) en las oficinas del Centro para la Familia.

Durante el encuentro, las empresarias manifestaron su experiencia al formar parte de una cooperativa y pidieron que el programa se extienda a áreas con gran población hispana.

La dominicana Mónica Valerio, fundadora de Si se Puede, dijo que la cooperativa se integra por 37 mujeres. Al iniciarse en 2006, sólo 14 eran parte del grupo.

“El estar unidas nos permite hacer un frente a la explotación. Recibimos entrenamiento acerca de nuestros derechos y cuánto cobrar según el mercado”, dijo.

María Tavera, quien se integró a Si se Puede en 2008, destacó que pertenecer al grupo le da mayores oportunidades de ser contratada.

“Yo colocaba mi publicidad en las calles pero nadie me contrataba, porque no confiaban en mi. Estar en la cooperativa me abrió las puertas. Somos una empresa sólida y los clientes se sienten seguros”, manifestó.

Por su lado, la ecuatoriana Carmen Tovar, subrayó que fundó la cooperativa Golden Steps Coop a tan sólo un año 5 meses de radicar en la ciudad.

“Muchas inmigrantes recientes sufren por la falta de empleo, por eso es importante crear cooperativas garanticen independencia económica a mujeres que no hablan inglés”, aseguró.

La mexicana Laura Alarcón comentó que cuando Golden Steps Coop lanzó su más reciente convocatoria para nuevas integrantes, ella tuvo que competir con unas cien mujeres. Sólo 20 fueron seleccionadas.

“Si el programa tuviera más fondos, más mujeres podría recibir ayuda”, dijo.

La ecuatoriana Ángela Arias, quien en 2008 fundó una cooperativa Be Young Care, dijo que las niñeras reciben entrenamiento en nutrición y educación temprana.

“Las mujeres cuidan niños en casa del cliente y su paga es muy buena. Saben primeros auxilios y son expertas en atención infantil. Aprendimos a ser profesionales”.

Después de escuchar la experiencia de las cooperativas, Christine Quinn dijo en español sentirse muy orgullosa de las mujeres emprendedoras.

Quinn apuntó que la creación de nuevos empleos es vital no sólo para el crecimiento de Nueva York, sino para el país. Por su lado, Sara Gonzalez reconoció la urgencia de extender el programa del Centro para la Familia a otros condados.

Vanessa Bransburg, coordinadora de Cooperativas de la organización, dijo que de recibir el apoyo económico de la ciudad, el programa podría extenderse a Queens y Manhattan.