Mutai no se asombra por marca

El corredor que rompió el récord del Maratón dijo que se preparó para la hazaña

NUEVA YORK – Para Geoffrey Mutai el hecho de haber batido anteayer la marca impuesta hace una década en el Maratón de Nueva York no significa nada asombroso ni inusual con respecto a su desempeño.

Mutai llegó a la meta del Parque Central con tiempo de dos horas, 5 minutos y 6 segundos (2:05:06), para romper el récord de 2:07:43 impuesto por Testafaye Jifar, de Etiopía, en el 2001.

“Mi entrenador me ha enseñado una disciplina rígida, la cual trato de seguir al pie de la letra”, dijo ayer el maratonista mientras recibía la copa que lo acredita como el máximo ganador de una de las carreras maratónicas más famosas del mundo.

El corredor africano, nacido en Kenia, quien venía también de llevarse el primer puesto en el maratón de Boston en abril, manifestó sin embargo que para él es una gran experiencia el haber conquistado esta marca en Nueva York, porque es el evento más importante de esta clase a nivel mundial.

“Esto significa mucho. Hacerlo en esta ciudad durante el más importante maratón de todos los Estados Unidos, no es fácil por la cantidad de mundialistas envueltos en el mismo y el número de participantes”, consideró.

Dijo el atleta, de 30 años de edad, que ahora su meta es ganar las olimpiadas del próximo verano.

“Siempre comienzo normal, sin apuros. Mi preparación es para todo el trayecto, no importa lo largo que resulte”, subrayó.

Con una firmeza absoluta, Mutai, quien en su debut como maratonista en diciembre del 2007, finalizó segundo en Kenya, subrayó que siempre guarda la mayor energía para los últimas millas. “Cuando me acerco a la meta es que doy todo lo que me queda. Por eso es que lo mejor de mí, por lo general, (es cuando) se acerca la recta final”.

Geoffrey también venía de ganar el maratón de Boston finalizando con foja de 2:03:02 en las 26.2 millas, hazaña que le aportó $500.000.

Ante un grupo de reporteros en uno de los salones de ‘Tavern in the Green’ del Parque Central, Mutai recibió el trofeo oficialmente ante el aplauso de los presentes y la presencia de otros ganadores, como la titular femenina Firehiwot Dado, de Etiopía, quien ganó la prueba con tiempo de 2:23:15, así como el japonés Masazumi Soejima y Amanda McGrory, triunfadores en silla de ruedas.

Dado dijo que fue sombroso para ella haber triunfado, porque tuvo que emplearse a fondo y viniendo de atrás, debido a las buenas corredoras que encontró durante todo el trayecto.

Mientras se entregaban los trofeos en un sala especial para esta ceremonia, cientos de aficionados acudían al mismo tiempo ayer a las amplias instalaciones ubicadas a otro lado del salón, con el fin de obtener algunos recuerdos del evento, puestos en venta.

En el maratón del domingo compitieron 47,438 corredores, de los cuales finalizaron 46,795, según las estadísticas oficiales entregadas a la prensa.

Fue el mayor número que finalizan en la historia de este maratón, rompiendo la marca anterior, establecida el año pasado, cuando terminaron 45,103.

constantino.viloria@eldiariony.com