Optarán por la desobediencia civil

NUEVA YORK/EDLP – Los ‘indignados’ recurrirán a la desobediencia civil si la municipalidad trata de desalojarlos del parque Zuccotti, donde permanecen concentrados desde hace siete semanas.

Así lo dejaron en claro ayer, en una junta editorial con EL DIARIO/LA PRENSA, Sherman Jackson y Karanja Gaçuça, miembros del comité de relaciones públicas del movimiento ‘Occupy Wall Street’.

Tras siete semanas de ‘ocupación’, los ‘indignados’ enfrentan ahora más que nunca la posibilidad de ser desalojados de la renombrada ‘Liberty Plaza’.

“Es frustrante que podemos ser desalojados porque existe una fuerte presión”, dijo Jackson agregando que ellos tienen información que la alcaldía se está preparando para forzarlos a abandonar el lugar.

“Es inevitable, pero nosotros pretendemos seguir adelante. Este es un movimiento que ya nadie lo para, porque se ha extendido mundialmente”, indicó Jackson, quien añadió que no importa el lugar dónde estén, lo que en realidad es significativo es la agenda de OWS.

“Estamos preparados para ir a la desobediencia civil”, señaló Gaçuça. “Para que quede claro. Ahí nos quedamos”.

“Tenemos enemigos poderosos. Así que no nos sorprende ser víctimas de estos ataques”, agregó.

Con respecto a quienes los acusan de violar las leyes de ruido, los voceros son enfáticos en afirmar que no hay tambores sonando a la medianoche y estos se han limitado ” a 4 horas al día”. También reafirmaron que han trabajado con Junta Comunitaria sobre el tema de la limpieza del parque.

Los portavoces también enfatizaron que la represión de las autoridades ha sido exagerada.

“Son ellos los que pusieron las barricadas”, señalaron. “Y están bloqueando muchos negocios alrededor”. También alegan que la policía ha sido despectiva en su trato y que el alcalde se ha negado a darles un permiso para que ellos permanezcan en la zona.

“Están tratando de desvirtuar el verdadero mensaje de OWS. Nosotros hemos pedido el permiso y no se nos ha concedido”, resaltó Jackson.

Sin embargo, para ambos voceros, la mayor inquietud es que ante la medida de desalojo pueda haber una respuesta violenta por parte de los manifestantes, como la ocurrida en Oakland, que terminó en un fuerte enfrentamiento con la policía.

Ayer, la oficina del fiscal de Nueva York indicó que a la fecha 555 personas habían sido arrestadas.