Opuestos a tratados del libre comercio

Washington/EFE – Líderes demócratas del Congreso, sindicalistas y trabajadores se manifestaron ayer frente al Capitolio en contra de los pactos comerciales con Colombia, Panamá y Corea del Sur, por considerar que son parte del modelo económico que creó la crisis de empleos en este país.

Presionado por los republicanos, el presidente Barack Obama envió finalmente el lunes los acuerdos al Congreso, con lo que dio inicio al trámite legislativo para su eventual votación.

Aunque se prevé que los acuerdos se aprueben, después de que se renegociaran varios de sus aspectos, los sindicatos, legisladores y grupos que los respaldan, han prometido una batalla en su contra.

En una rueda de prensa, portando carteles y gritando consignas, los detractores de los Tratados de Libre Comercio (TLC) aseguraron que éste es el peor momento para ratificarlos, porque no ayudarán a crear empleos en el país.

“Urgimos al Congreso a que deje de escuchar a Wall Street y empiece a escuchar al ciudadano de a pie”, dijo Tom Buffingburger, presidente del sindicato de maquinistas, al señalar que en la última década EEUU ha cerrado miles de fábricas y ha perdido más de seis millones de empleos

.

Buffingburger señaló que, en el caso de Colombia, “hay 2.900 razones para oponerse” al TLC, en alusión al número de sindicalistas asesinados en los últimos 25 años en ese país.

Leo Gerard, presidente del sindicato de trabajadores acereros, dijo que 15 sindicalistas han muerto desde que Colombia suscribió un plan de acción para reforzar los derechos humanos y laborales, y acusó al Gobierno de Bogotá de no implementar las medidas.

El legislador demócrata de Maine, Mike Michaud (D-M) cuestionó si Obama quiere crear empleos en casa o, por el contrario “exportarlos” a otros países.