Paraguay espera partidos muy cerrados

Asunción/EFE – El seleccionador paraguayo, Francisco Arce, dijo ayer que los primeros dos encuentros de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Brasil 2014, contra Perú y Uruguay, serán “muy cerrados”, aunque confía que puede ganarlos.

Paraguay visitará a Perú, el 7 de octubre en Lima, y cuatro días después recibirá a Uruguay, campeón de la última Copa América tras derrotar a los paraguayos, dirigidos entonces por el antecesor de Arce, el argentino Gerardo Martino.

Perú y Uruguay “tienen estilos muy diferentes y esperamos en ambos partidos juegos muy cerrados, especialmente en lo táctico”, afirmó en rueda de prensa Arce, más conocido en la jerga futbolera por su apodo de ‘Chiqui’.

Añadió que esos países están dirigidos por profesionales de “muchísima experiencia” y destacó que el estratega Oscar Washington Tabárez, de Uruguay, lleva más tiempo que su compatriota Sergio Markarián al frente de la plantilla peruana.

“Uruguay tiene una manera de jugar que no creo que cambie mucho. No creo que nos llevemos ninguna sorpresa muy grande, pero también nos estamos preparando para dos o tres situaciones (de juego posibles)”, señaló Arce.

El seleccionador admitió que ya tiene en mente el probable equipo para los dos choques, aunque destacó que todo dependerá de la forma física en que lleguen los 23 jugadores convocados, 12 de ellos de clubes del exterior.

“No vamos a ir a ver qué pasa”, respondió a la pregunta sobre la estrategia que planteará en Lima.

Dijo que cuando sea necesario saldrán a presionar a los peruanos, aunque consideró que “hay que prever todos los detalles” antes del compromiso y que después “lo resuelven los futbolistas dentro de la cancha”.

“Estamos muy serenos, atentos y confiados en que podemos ganar los dos partidos”, matizó Arce, quien exteriorizó su respeto a Markarián, gran conocedor del fútbol paraguayo en décadas pasadas y de quien fue pupilo en los juegos olímpicos de Barcelona 1992.

Las lesiones también obligarán a las bajas del portero y capitán ‘Albirrojo’, Justo Villar, de Estudiantes de La Plata argentino, y del volante central Enrique Vera, de Liga Deportiva Universitaria de Quito.