Piden respetar derechos de inmigrantes

Clinton exhorta a RD a garantizar los derechos de los haitianos en el país

Santo Domingo/ – La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, reconoció la potestad que tiene cada país a preservar su seguridad fronteriza y su nacionalidad, pero recordó que “cada nación tiene la obligación de proteger” la integridad de los inmigrantes, por lo que exhortó a República Dominicana a garantizar los derechos de los haitianos que residen en su territorio.

“Estoy muy al tanto de que hay muy serias preocupaciones sobre los derechos humanos de los haitianos, y en particular de aquellos que han estado aquí lo suficiente para haber nacido y vivido aquí”, dijo Clinton durante una rueda de prensa en la embajada de Estados Unidos en Santo Domingo. La diplomática vino al país a participar en la Cuarta Reunión Ministerial “Caminos a la Prosperidad”, celebrada en la sede de la Cancillería. Luego de la rueda de prensa celebrada la noche del miércoles, Clinton encabezó la inauguración, en un hotel de esta capital, del V Foro de Competitividad de Las Américas, junto al presidente Leonel Fernández; la primera dama, Margarita Cedeño de Fernández; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y director del Consejo Nacional de Competitividad, Andrés van der Horst Álvarez.

En la rueda de prensa Clinton se refirió al tema migratorio cuando los periodistas preguntaron su opinión sobre una denuncia interpuesta ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por un grupo de organizaciones que acusan al país de negar la nacionalidad a dominicanos de ascendencia haitiana y que se conocerá en Washington el 24 de este mes.

“Tiene que haber una resolución que reconozca esos derechos humanos y esperamos animar al gobierno dominicano a buscar formas de resolver estos importantísimos temas de nacionalidad y ciudadanía”, sostuvo Clinton.

La diplomática aprovechó para felicitar al Gobierno y al pueblo por la solidaridad que expresa hacia Haití desde enero de 2010 cuando ocurrió el terremoto que devastó Puerto Príncipe y afectó otras ciudades dejando más de 200 mil víctimas mortales.