Posible demanda a policías del condado de Suffolk

MEDFORD, N.Y./AP – Los familiares de una mujer que fue tiroteada fatalmente durante el asalto a una farmacia en Long Island sometió una reclamo por negligencia contra la Policía del Condado de Suffolk, bajo la alegación de que ellos conocían que el acusado tenía problemas y que debieron quitarle su arma antes de que la usara contra alguna persona.

Jamie Taccetta fue una de las cuatro víctimas asesinadas por David Laffer durante el robo que cometió en la farmacia de Medford, en Long Island.

Laffer se declaró culpable este mes se homicidio en primer grado.

Un informe publicado en el diario Newsday señala que la familia de Taccetta radicó la querella la semana pasada.

El diario indicó además que el detective Kenneth Ripp hizo una recomendación en enero pasado tras reunirse con Laffer para que le fuera retirada su permiso. Sin embargo, la oficina de permisos de armas de fuego no lo revocó pendiente a una visita de seguimiento. Una de las armas involucradas en la masacre fue una pistola calibre .45 que estaba registrada a nombre de Laffer.

Los familiares dicen que Laffer fue un conocido usuario de drogas y que el departamento de la policía debió revocar su permiso para portar armas.

El comisionado de la Policía de Condado de Suffolk, Richard Dormer, dijo que había base legal para que revocar el permiso del Laffer.