RAIN: Ayuda y respeto por las personas mayores

Los hispanos tenemos muchas tradiciones de las que nos sentimos orgullosos, y con razón. Por ejemplo, nuestro cariño y respeto por nuestros mayores y por las personas de edad avanzada en general, ya sean parientes, amigos o vecinos. En los países de América Latina y el Caribe, a veces por cultura y a veces por necesidad, abundan los casos en que las personas mayores comparten la última etapa de su vida en el seno de sus familias. Pero las costumbres y la cultura so distintas en los Estados Unidos, al igual que las necesidades, de manera que vamos perdiendo esa práctica, especialmente en Nueva York y otras grandes ciudades.

Felizmente, en las propias comunidades han surgido organizaciones que satisfacen las necesidades de la población de la edad avanzada, en algunos casos de manera más eficaz que las propias familias. Desde su fundación, hace más de 21 años, la Hispanic Federation cuenta con organizaciones comunitarias dedicada al bienestar de las personas de edad.

Una de ellas es RAIN (Regional Aid for Interim Needs, Inc.), que fue fundada hace 47 años en el Bronx.

“RAIN nació en 1964 de una idea de la señora Beatrice Castiglia-Catullo”, recuerda Elizabeth Padilla, Directora del Programa de Servicios Múltiples de la agencia. “Ella, que era enfermera de profesión, notó que había muchas personas mayores que no tenían quien las ayudaran cuando salían del hospital. Y más si se trataba de personas que vivían solas. De manera que decidió ayudar a esas personas, y para eso contó con la colaboración de un paciente y amigo suyo, el filántropo Monroe Lovinger, que le donó 500 dólares para poner en marcha ese proyecto inicial de nuestra fundadora”.

“La fundación de RAIN fue el resultado de una serie de pequeños milagros”, agrega Louis M. Vazquez, LMSW, Director Ejecutivo de RAIN. “Nuestra fundadora sigue haciendo posible esos milagros mediante su dedicación y amor por todos los que formamos parte de RAIN”.

En sus casi 50 años de vida, RAIN se ha convertido en una admirable red de servicios múltiples para los hispanos en la Tercera Edad, con 13 centros para personas mayores en puntos muy diversos del Bronx, además de uno en el Alto Manhattan.

Además de esos 13 centros, RAIN cuenta también con un programa de home attendants, es decir, de atención de las personas mayores confinadas en sus hogares; presta servicios de vivienda en dos edificios en los que se alojan personas de edad avanzada; y ofrece su programa One Stop y otro de Servicios Múltiples.

El programa One Stop, o Una sola parada, de RAIN les ofrece a los residentes del Bronx de más de 60 años acceso centralizado a una amplia variedad de servicios. Entre muchos otros, asistencia, orientación, referido y procesamiento de diversas formas de ayuda y beneficios sociales como el Medicaid; los cupones de alimentos o food stamps; la Asistencia de Emergencia, las exenciones del aumento del alquiler para las personas mayores (SCRIE); la exención o el crédito impositivo inmobiliario; el programa de asistencia con la energía en el hogar (HEAP); y la ayuda con la preparación de las planillas de impuestos para los envejecientes.

Uno de los aspectos más vergonzosos de la situación de las personas mayores en la Ciudad de Nueva York, es la frecuencia con que son víctimas de estafas, amenazas, violencia, robos y otros delitos. RAIN ayuda a las víctimas acompañándolas cuando deben efectuar denuncias policiales, cuando solicitan reembolso por la pérdida de propiedades personales esenciales ante la Junta de Víctimas de Crímenes del Estado de Nueva York; cuando solicitan a esa misma Junta fondos para el funeral y entierro de las víctimas fatales de crímenes y otros.

“Éste es un tema muy grave para los latinos, sobre el que muchos no quieren hablar”, comenta Elizabeth Padilla. “Muchas veces, el nieto viene a ver a la abuelita el día primero, porque es el día en que ella recibe su cheque… Y la abuelita tiene que darle dinero al nieto porque el nieto tiene vicios. Y si la abuelita no le da, el nieto le hace la vida imposible. Eso es también abuso de los ancianos. La mayoría de esos abusos son causados por familiares”.

La Directora del Programa de Servicios Múltiples añade que algunas de las personas mayores confinadas en cama que RAIN atiende en sus hogares mediante su programa de manejo de casos tienen otras personas que les manejan su dinero, y que en ciertos casos, se lo están robando. “O no les dan comida saludable, o no los mantienen limpios en su cama”, agrega. “RAIN investiga todos esos casos para sacar a esas personas de una situación pésima”.