Ramón González Director MS 223 The Laboratory School of Finance and Technology

Para este educador de acentuados ojos color avellana, su sueño y meta siempre fue desarrollar a jóvenes líderes para crear un impacto en las comunidades. “He sido afortunado de tener muchos mentores en mi vida que me han ayudado y creo que es importante que yo haga lo mismo”, dice Ramón.

En el 2003, iban a cerrar una escuela, le ofrecieron abrirla y aceptó. Según Ramón, la MS 223 era una escuela muy peligrosa con policías y hoy es una buena escuela. “Hemos salido en portada en la revista de The New York Times. Nombrado por el Gobierno de España ‘Colegio Español del Año’ por el programa de idiomas”, asegura.

Nacido en East Harlem, de madre cubana y padre puertorriqueño, Ramón viene de una familia de siete. Creció con comida cubana y salsa. “En frente de casa es donde la gente rica vivía y cuando llevaba a mi madre a la clínica o a la tienda siempre le decía que le iba a comprar una casa al cruzar la calle. Me costó 20 años pero compré una casa al cruzar la calle”, revive Ramón. “Soy la primera persona en comprar una casa al cruzar la calle. Nadie nunca creyó que fuera posible comprarla. Nunca nadie se mudó al cruzar la calle”.

Estudió gobierno en Cornell University e iba a ser abogado, aunque al crecer en una familia de activistas las cosas cambiaron. Después de Cornell, hizo un máster en administración en el City College y otro en educación en Columbia. “Crecí con una familia muy radical, mi padre fue un Young Lord que luchaba por los derechos de los puertorriqueños y los latinos”, indica.

Hay muchas oportunidades ahí fuera según Ramón, pero algunos niños no saben que existen y él los quiere guiar.