Recordar el Vuelo 587

El sábado 12 de noviembre se cumplirán 10 años del horrible accidente aéreo en Belle Harbor, Queens, que acabó con la vida de 265 personas, la mayoría de ellos de origen dominicano.

La fatal caída de Vuelo 587 de American Airlines con rumbo a Santo Domingo -el segundo más mortal accidente aéreo en la historia de la aviación estadounidense- afectó a neoyorquinos en todas las esquinas de la ciudad.

Ocurrido poco después de los ataques del 11 de Septiembre de 2001, el accidente supuso una continuación de la pesadilla terrorista que había comenzado 60 días antes. Una investigación federal determinó más tarde que la caída había sido causada por un problema mecánico.

Justo después del accidente, surgieron preguntas sobre que ocasionó la mortal caída, cual era la mejor manera de recordar a las víctimas y ayudar a sus sobrevivientes. Aún hoy, las familias siguen enfrentando el dolor de haber perdido a hijos, hijas y padres. Muchos dominicanos perdieron a mas de un miembro de su familia en el accidente.

Pero al acercarnos al décimo aniversario de la tragedia, los medios parecen hacer poco para recordar el fatídico suceso que afectó a una de las comunidades más prominentes de la ciudad.

El accidente debe ser recordado como un capítulo importante en la historia de la ciudad de Nueva York. Los 251 pasajeros, nueve tripulantes, y cinco residentes de Belle Harbor que perdieron la vida lo merecen.