Red Bulls ante un reto difícil

NUEVA YORK – Contra la pared y sin Rafa Márquez, los Red Bulls de Nueva York enfrentan otra verdadera final mañana jueves, cuando visiten al Galaxy de Los Angeles en el partido de vuelta de semifinales de conferencia.

El cotejo, en el Home Depot Center, en Carson, California, está programado para las 11:00 de la noche (hora de NY).

Márquez -quien se ganó la tarjeta roja luego que el árbitro hizo sonar el silbatazo final el domingo, con victoria del Galaxy 1-0- ha preferido mantenerse alejado de los medios de comunicación. No habló al final del encuentro del domingo; tampoco ayer, luego de la práctica del conjunto en el Red Bull Arena previo a su viaje a Los Ángeles.

Ayer, el entrenador sueco Hans Backe minimizó la actitud de Márquez, que comenzó el incidente cuando tiró el balón contra Landon Donovan, provocando la reacción de los jugadores del Galaxy, incluyendo un altercado físico con el delantero Adam Cristman.

Backe -quien fue asistente del sueco Sven-Göran Eriksson cuando éste fue el seleccionador de la selección mexicana, desde el 2008 al 2009- dijo que, a pesar de tratarse “de un jugador con mucha experiencia”, Márquez se deja llevar por la emoción.

“Sé que él es muy emocional. Luego del juego lanzó la pelota, yo diría que hacia el árbitro, golpeando la pierna de Donovan, luego creo que Cristman se involucró”, dijo Backe ayer.

“Tras un partido como éste, con todas las emociones y tratándose de un enfrentamiento de postemporada, eso suele ocurrir. Todos somos diferentes; algunos jugadores son más emocionales que otros, no lo culpo”, justificó Backe a su ‘jugador franquicia’, sinónimo de futbolista que gana millones de dólares y que está llamado a impulsar el fútbol en Estados Unidos.

Con tres puntos en el bolsillo, tras la victoria por 1-0 en el Red Bull Arena el domingo pasado -con tanto tempranero (m.15) de Mike Magee, ex jugador de la franquicia neoyorquina- al Galaxy le basta un empate para avanzar a la final de la Conferencia del Oeste.

Pero si Red Bulls consigue imponerse por un gol de diferencia, entonces se jugará media hora extra (dos períodos de 15 minutos cada uno) y de persistir la igualdad el ganador se definirá desde el manchón penal.

El ganador de la serie entre Nueva York y Los Angeles se enfrentará el domingo en el duelo de campeonato de la Conferencia del Oeste con el vencedor de la semifinal esta noche entre Sounders y Real Salt Lake, en Seattle; RSL goleó 3-0 en el juego de ida.

Liderados por Landon Donovan y David Beckham, el conjunto de Los Angeles es amplio favorito para avanzar a la final de la Conferencia del Oeste, sobre todo tras adjudicarse el trofeo Supporters’ Shield, que la liga otorga al equipo que mayor cifra de puntos acumula durante la temporada regular. El Galaxy culminó como líder general indiscutido con 67 puntos y, de paso, y se ganó un cupo directo en la Liga de Campeones de la Concacaf.

Los jugadores de Red Bulls saben lo que tienen enfrente, pero confían en que el 1-0 en contra es remontable.

Así lo expresó ayer el defensor costarricense Roy Miller.

“Somos conscientes de la situación en la que estamos; creo que es un marcador que se puede resolver, obviamente no va a ser fácil porque vamos a jugar un partido de visita contra un gran equipo, pero creo que nosotros tenemos la clase de jugadores y la clase de equipo para sacar adelante un resultado positivo allá”, manifestó el defensor ‘tico’.

“Estamos positivos, sabemos que quedan 90 minutos duros y vamos a ir a demostrarlo allá y tratar de ganar el partido”, acotó Miller.

El futbolista centroamericano prefirió no referirse a los comentarios de Donovan, quien calificó de “equipo sucio” a los Red Bulls, especialmente tras las expulsiones de Márquez el domingo; del defensor Jan Gunnar Solli contra el FC Dallas, en el juego eliminatorio de comodines y del delantero francés Thierry Henry por un golpe en la espalda a Roger Espinoza, del Sporting Kansas City, y no jugó el partido final de la temporada regular contra el Philadelphia Union.

“Yo sé que nosotros tenemos un buen equipo y jugamos bien al fútbol”, indicó Miller.

El que sí se refirió a los comentarios de Donovan fue Backe.

“Déjenlo que hable. Nosotros estamos a otro nivel”, dijo el entrenador.

Lo irónico es que Márquez también se cree que está a “otro nivel” de sus compañeros de defensa; por eso fue suspendido un juego por el equipo.

Tras la derrota en casa por 3-1 ante el Real Salt Lake, el 21 de septiembre, Márquez consideró que él estaba jugando al “más alto nivel” y hacía todo lo que estaba a su alcance. “Desafortunadamente no tengo cuatro defensores de mi nivel que puedan ayudarme”, dijo entonces.

Si los Red Bulls no contarán mañana con Márquez, el Galaxy sentirá la ausencia del brasileño Juninho, quien también se ganó la cartulina roja el domingo, tras golpear con el codo en la boca del defensor neoyorquino Stephen Keel, durante la pelea final.

El enfrentamiento será televisado a toda la nación por ESPN Deportes, en inglés por ESPN2; y la transmisión radial por WADO 1280-AM.

nube.urgiles@eldiariony.com