Rockies rompen marca de hits

HOUSTON/AP – Colorado estableció ayer una marca del equipo con 25 imparables, Kevin Kouzmanoff y Chris Iannetta produjeron cada uno cinco carreras y los Rockies aplastaron por 19-3 a los Astros de Houston.

Jordan Pacheco, Ty Wigginton y Tommy Field conectaron cuatro hits cada uno por los Rockies, quienes rompieron su marca de 24 imparables, conseguida por última vez en el triunfo por 16-4 en Pittsburgh el 2 de agosto de 2003.

Al perder por 16 carreras, Houston empató su peor margen de derrota, registrado cinco veces más, según STATS LLC. La única vez anterior que cayó por esa diferencia en casa fue ante los Mets por 17-1 el 30 de agosto de 1999.

Las 19 carreras permitidas igualaron la segunda cifra más alta en la historia del equipo, sólo superada en la derrota por 22-7 ante los Cachorros de Chicago el 3 de junio de 1987. También fue la segunda mayor cifra de imparables recibidos, después de los 26 registrados en la derrota por 18-2 en Cincinnati el 3 de agosto de 1989.

Ganó Kevin Millwood (4-3) tras permitir una carrera sucia y tres hits en siete entradas. Dio una base por bolas, ponchó a seis bateadores y además bateó un cuadrangular de dos carreras.

Por los Astros, el panameño Carlos Lee de 4-1 con una carrera anotada. Los puertorriqueños Carlos Corporán de 1-0; y Angel Sánchez de 1-0.

Cerveceros 9, Marlins 5.Ryan Braun conectó un cuadrangular y elevó su promedio de bateo a .333, el mejor de la Liga Nacional, con lo que los Cerveceros de Milwaukee vencieron 9-5 a los Marlins de Florida y fijaron un récord del equipo de 55 victorias en casa.

Cada jugador de campo había pegado al menos un imparable para los campeones de la División Central de la Liga Nacional antes del primer out de la tercera entrada.

Milwaukee barrió la serie de temporada contra los Marlins (7-0) por primera vez desde 1998.

Los Cerveceros anotaron tres veces en la segunda entrada y cuatro en la tercera antes que Braun conectara profundo al lado contrario en la cuarta. Los aficionados de nuevo le cantaban “M-V-P” (Jugador Más Valioso) en un fin de semana memorable.

Braun finalizó de 3-2 antes de abandonar el juego después de la quinta entrada y aventaja al campocorto dominicano de los Mets José Reyes (.331) para alcanzar el título de bateo. Ningún jugador de los Cerveceros ha ganado esa corona.

Por los Marlins, el dominicano Emilio Bonifacio de 4-2 con una carrera anotada y una impulsada. Los venezolanos Omar Infante de 5-2 con dos impulsadas; y José López de 5-0Por los Cerveceros, el cubano Yuniesky Betancourt de 4-1 con una carrera impulsada.