Siria lanza dardos contra EEUU y Europa

Naciones Unidas/EFE – El ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, acusó ayer en la ONU a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) de querer sembrar “el caos” en Siria para “desmembrar” el país mediante las sanciones económicas aprobadas contra Damasco.

“El objetivo de la injusta campaña que contra Siria se lleva a cabo actualmente es atacar el modelo de existencia que ha sido fuente de orgullo para nuestro pueblo”, indicó Mualem en su intervención ante el plenario de la Asamblea General de la ONU, en la que aseguró que su país trabaja para acometer reformas políticas y económicas.

El titular de Exteriores sirio aseguró que el objetivo de esa campaña es crear “un caos total que desmembrará Siria” para favorecer “la extensión de la hegemonía occidental sobre los países del Mediterráneo y ayudar a Israel en sus intereses expansionistas”.

“Les aseguro que nuestro pueblo está decidido a rechazar toda forma de intervención extranjera en sus asuntos internos”, dijo el ministro sirio, quien pidió “a los países que han participado en la injusta campaña contra Siria que reconsideren sus posiciones”, ya que el pueblo sirio “frustrará sus planes”.

Mualem habló de las sanciones económicas aprobadas por Estados Unidos y la UE, unas medidas que “ponen en peligro los intereses y las necesidades de subsistencia diaria del pueblo sirio”, y que van “en contra de los principios básicos de los derechos humanos sobre los que esos Estados basan sus interferencias en nuestros asuntos internos”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha mostrado su condena a la represión contra los manifestantes que aplican las fuerzas de seguridad sirias y ha pedido reiteradamente al Consejo de Seguridad que tome “medidas coherentes” contra Damasco.

El discurso de Siria ante la Asamblea General provocó el rechazo de algunas organizaciones, como Human Rights Watch (HRW), cuyo responsable de Naciones Unidas, Philippe Bolopion, lamentó “los intentos cansinos de Siria para culpar de la violencia que ejerce a conspiraciones, extremistas o planes extranjeros”.

Mientras tanto, en Damasco, el presidente Al Assad mantuvo ayer un encuentro con el obispo Luke Khoury , miembro de la Asamblea de Cristianos Orientales, en Damasco, Siria. Según se dijo, Assad fue informado de las actividades y preparativos para la Primera Conferencia de Cristianos Orientales.