Sismo de magnitud 4 se registró en Venezuela

Caracas/EFE-AP – Un sismo de magnitud 4 en la escala de Richter se registró ayer en la zona costera del noroeste de Venezuela, sin que se reportaran víctimas o daños, indicó la estatal Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis).

El epicentro del temblor de origen tectónico se registró a una profundidad de 23,1 kilómetros y a 44 kilómetros al noroeste de Coro, en el estado Falcón, situado frente a la isla holandesa de Aruba, detalló Funvisis en su página web.

El presidente de la fundación adscrita al Ministerio de Ciencias y Tecnología, Guy Vernaéz, manifestó luego a la televisión estatal que pocos minutos después se produjo una réplica de magnitud 2,6 en la misma zona y que asimismo no dejó heridos ni daños.

El temblor más fuerte de los últimos años en Venezuela se registró el 12 de septiembre de 2009, asimismo en el noroeste del país, y alcanzó una magnitud 6,2 grados en la escala de Richter.

De otro lado, en la cruzada para pronosticar terremotos, los científicos se han embarcado en un ambicioso experimento: identificar los lugares más probables donde puede ocurrir un temblor de magnitud 4,9 o más fuerte en la región sísmica de California durante un período de cinco años.

Unos seis equipos decidieron intentarlo. Desarrollaron modelos computacionales avanzados, enviaron sus mejores predicciones y esperaron. Como parte de las reglas, no podrían cambiar sus predicciones, que fueron cotejadas en relación con los temblores reales que sacudieron la zona durante el tiempo del estudio.

El objetivo era ver si hay alguna manera confiable de ubicar un lugar donde vaya a ocurrir un sismo antes de que se presente.

El ejercicio, que inició en 2006 y terminó en diciembre, no estaba orientado a predecir sismos, lo que sigue siendo difícil. En cambio, se le pidió a los investigadores señalar una región donde es más probable que ocurra un sismo basados en la historia sísmica, la actividad de las fallas y otros factores. El estado fue dividido en 7.700 secciones y los equipos tenían que asignar probabilidades de sismo de diversas magnitudes a cada sección.

Durante el período de prueba, se registraron 31 sismos de magnitud mayor a 4,9 en el estado, incluyendo la zona metropolitana de Los Angeles.