Sofía Vergara otra vez se queda sin Emmy

La serie 'Mad Men' fue la gran ganadora en el rubro del género dramático

LOS ANGELES/servicios noticiosos – Las series “Modern Family” y “Mad Men” triunfaron como mejor comedia y mejor drama del año, respectivamente, en la 63 edición de los premios Emmy de la televisión de EE.UU. que se celebró hoy en el teatro Nokia de Los Ángeles.

Las producciones “Boardwalk Empire” y “Downton Abbey” sumaron el mayor número de galardones, 8 en el primer caso y 6 en el segundo.

“Modern Family” se alzó por primera vez con el título de mejor comedia en 2010 mientras que “Mad Men” se mantuvo como el drama dominante por cuarto año consecutivo, a pesar de que en esta ocasión apenas se alzó un par de premios de los 19 a los que optaba.

Sabor amargo el que se llevó “Boardwalk Empire”, serie dramática que empezó la ceremonia de hoy con 7 premios técnicos ya en el bolsillo y se tuvo que conformar con sumar tan solo uno más que fue a las manos de Martin Scorsese -para quien fue el primer Emmy de su carrera- por la dirección del episodio piloto.

Inesperado fue también el resultado en las categorías de miniserie y telefilme para las que partía como gran favorito “Mildred Pierce”, que cosechó el mayor número de nominaciones con un total de 21, y que vio como “Downton Abbey” le robaba el protagonismo como mejor miniserie del año.

La sorpresa fue la tónica dominante en los premios interpretativos donde Kyle Chandler se impuso como mejor actor de drama por “Friday Night Lights” frente a los presumibles favoritos Jon Hamm (“Mad Men”) y Steve Buscemi (“Boardwalk Empire”).

Jim Parsons revalidó su éxito del año pasado como mejor actor de comedia por “The Big Bang Theory” a pesar de que todo parecía apuntar a una victoria de Steve Carell por “The Office”.

Por parte femenina, Julianna Margulies sí hizo valer las apuestas que la citaban como ganadora como mejor actriz dramática mientras que una emocional Melissa McCarthy se llevó contra pronóstico el premio de mejor actriz de comedia.

“¡Caramba! Es mi primer y mejor certamen”, dijo una radiante McCarthy con una corona en la cabeza. “Soy de Plainfield, Illinois, y estar aquí parada es bastante increíble”.

Momentos antes, McCarthy y las demás actrices postuladas en el rubro rompieron la tradición al subir todas al escenario cuando fueron nombradas, empezando por Amy Poehler de “Parks and Recreation”.

Recibieron una ovación de pie de muchos de los presentes, en un acto digno de un año en que los programas de TV le están dando a las mujeres papeles más audaces. Entre ellos el éxito “Bridesmaids”, protagonizado por McCarthy.

Parsons pareció genuinamente sorprendido con su victoria. “Esto es tan raro por tantas razones. Mucha gente a lo largo de mi vida me había asegurado que esto no sucedería”, manifestó.

Los primeros premios en la categoría de drama fueron para Jason Katims de “Friday Night Lights” a mejor guión, y Margo Martindale, a mejor actriz de reparto por su trabajo en “Justified”.

La ceremonia se transmitió por Fox y comenzó con un número de comedia previamente grabado que generó controversia porque la parte de Alec Baldwin se eliminó por incluir un chiste sobre el caso de espionaje telefónico de News Corp.

Fox, una unidad de News Corp., lo consideró inapropiado.

Charlie Sheen presentó el premio al mejor actor, aprovechando para enviarle un bonito mensaje a sus otrora colegas de “Two and a Half Men”, serie de la cual fue despedido por problemas con su productor. Fue reemplazado por Ashton Kutcher.

“Desde el fondo de mi corazón, les deseo sólo lo mejor esta nueva temporada”, dijo. “Sé que seguirán haciendo la mejor televisión”.

“Modern Family” arrasó con los primeros cuatro Emmys de la noche, a mejor actriz y actor de reparto, mejor guión y mejor director para una serie de comedia.

La estrella colombiana Sofía Vergara, espectacular en un traje de Vera Wang, estaba nominada por segunda ocasión. La estatuilla, empero, fue para su compañera Julie Bowen y para Ty Burrell, quienes hacen de marido y mujer en la serie.