Taxistas piden ver videos de asaltantes

Nueva York – El 26 de octubre, poco antes de la medianoche, un taxista llamado Ángel González fue robado por unos jóvenes que se montaron en su taxi y le pusieron un machete en el cuello.

Había una cámara en su carro, y fotos de los responsables fueron bajadas de una caja secreta en tres días por la Policía. Sin embargo, todavía no hay nadie arrestado en el caso y González culpa la tardanza de la Policía en acceder a las imágenes.

González llegó ayer con unos activistas a la sede de la Policía en el Bajo Manhattan y pidió que el Departamento de la Policía (NYPD) mejorara la forma en que responde a los robos, asaltos y asesinatos de taxistas.

“Estoy enojado”, dijo el boricua de 63 años, quien anotó que por lo menos él había sobrevivido al robo. “Puede ser que el próximo no tenga la misma suerte que yo”.

La Federación de Taxistas del Estado de Nueva York está exigiendo que la fuerza policial brinde más apoyo a los taxistas, equipando cada comisaría con equipos y programas para bajar fotos y videos de la caja secreta que llevan todos los taxis “livery”.

Según el activista, los taxis “livery” están equipados con cajas que guardan imágenes de todos los pasajeros desde hace una década. Después de un incidente, las cajas secretas son extraídas del auto por policías, pero actualmente pasan a manos del sub-comisionado de Información Pública de la Policía, que se encarga de difundir las imágenes internamente y a los medios.

Fernando Mateo, vocero de la Federación, dijo que “en menos minutos podrían tener imágenes que podrían distribuir a las bases de taxis las que tendrían imágenes de quién robó o mató a algún compañero. Pero están esperando semanas y hasta meses”.