Un viaje culinario a México pleno de sabor y aventura

Nueva York – El canadiense Chuck Hughes es uno de los chefs más jóvenes y destacados del Cooking Channel.

Y aunque es originario de la tierra del maple su corazón es mexicano.

Chuck quien se dio a conocer por su programa “Chuck’s Day Off”, comienza una nueva temporada por ese canal el próximo 8 de noviembre con una nueva aventura: “Chuck Week Off: México”, cuyos episodios fueron grabados en locaciones del país del tequila y el nopal y en los mismos, Chuck ofrece su acercamiento personal a esta cocina, auténtica y deliciosa, designada por la ONU como “Patrimonio de la Humanidad”.

Desde tortillas con langosta, hasta tortas ahogadas, el famoso chef del programa “Chuck’s Day Off”, que engalanó la pantalla chica desde hace un año y medio, decidió trasladarse a México porque está enamorado de este país. “Yo me quiero mudar a México. La gente es tan feliz, todo es maravilloso, ya he pensado vivir en Mérida, que está cerca del Mar Caribe”, explica el joven, que es propietario de dos restaurantes en Quebec, Canadá.

Sus comienzos en la cocina los tuvo gracias a su mamá, que soñaba con que su hijo fuera chef.

Con el tiempo, Chuck dejó a un lado la agencia de publicidad en la que trabajaba, “porque no soportaba estar en una oficina, con corbata. Yo soy demasiado activo, cuando ingresé a una escuela culinaria, encontré mi pasión”, establece el carismático chef.

Sus tatuajes reflejan su amor por México, desde una Virgen de la Guadalupe en su brazo derecho, hasta un tatuaje en honor a un amigo que pereció en un accidente en ese país. “Nosotros éramos como familia en Quebec, nos llamábamos la raza”, asegura.

Para Chuck, la cocina canadiense tiene similitudes con la de México: “a nosotros nos gusta el pavo, el que se come mucho en México, tenemos los mismo ingredientes, pero no cocinamos con picante”.

“La comida en Estados Unidos mexicana no es auténtica, es tex mex. Nosotros queríamos reflejar en el show la comida auténtica de México. Hay platos que mezclan la cabra con sardinas, y también hice un relleno negro, un platillo auténtico maya”, señala el protagonista de la serie, que junto a su grupo de producción, filmaron por tres meses en diferentes locaciones del del país, desde Guadalajara, hasta México D.F. pasando por La Paz y Loreto, en el estado de Baja California, su lugar favorito dice.

“Fuimos a pescar almejas, y las personas que las recogen son mujeres. También estuvimos en una montaña en un lugar muy desértico, en casa de una mujer que me enseñó a hacer queso fresco, y ellos mismos producen su aceite de oliva. Uno habla en Estados Unidos de la comida orgánica, como algo increíble. En México toda la comida es orgánica”, recuenta sobre sus travesías en el paradisiaco país.

Lo que se podrá ver en los episodios de “Chuck Week Off: México” va desde la elaboración de las famosas tortas ahogadas, platillo orgullosamente jalisciense, hasta Cuck sirviendo de mesero en una de las taquerías más famosas del Distrito Federal, entre muchos otras interesantes y deliciosas situaciones.

“Chuck Week Off: México” comienza el martes 8 de noviembre por el Cooking Channel y se espera que tenga el mismo éxito que gozó Chuck con su serie anterior.