Violencia doméstica no da tregua

Con una marcha por las calles de Nueva York, hoy se recuerda a las víctimas

Nueva York – Hoy se cumplen 12 años de la muerte de Gladys Ricart, una mujer dominicana que fue asesinada por su ex novio, Agustín García, el mismo día de su boda.

El caso, que conmovió a toda la sociedad neoyorquina, se repite en muchos hogares de la Gran Manzana donde las mujeres siguen siendo víctimas de la violencia doméstica. Según estadísticas de la División de Servicios de Justicia Criminal de Nueva York, los homicidios relacionados a violencia doméstica aumentaron en 2010 en un 10% con relación a 2009. En el estado de Nueva York se reportaron 862 homicidios (536, ó el 62% en la ciudad de Nueva York). El 44% de las mujeres fueron asesinadas por su compañero íntimo, esposo, ex esposo o compañero sexual.

Para recordar a las mujeres que han sido víctimas fatales, hoy se realiza la Marcha de las Novias, un evento comunitario de denuncia y condena que recorrerá varias calles de los condados de Manhattan y El Bronx.

Al igual que Gladys Ricart, que tenía 39 años al momento de ser asesinada el 26 de septiembre de 1999, otras mujeres hispanas han perdido la vida debido a las agresiones de sus propios compañeros sentimentales en los últimos dos años. Aquí recordamos algunas de ellas:

Yorceli Flores, mexicana de 26 años. Murió la tarde del 17 de julio (2009) en el interior de su departamento, en la calle 58 en Sunset Park, Brooklyn. Tenía cuatro meses de embarazo y dejó a dos hijos pequeños. Su novio de 22 años, Saúl Méndez, la apuñaló varias veces en el pecho. Fue arrestado al día siguiente del crimen y acusado de asesinato en segundo grado.

Margarita Feliciano, hispana de 22 años. Su cuerpo fue encontrado la noche del domingo primero de noviembre (2009), en su departamento en la Avenida Allerton, El Bronx. La pareja de Feliciano, William Soto, 40, la asesinó de un disparo en la cabeza luego de meses de una relación violenta. La joven madre dejó a una niña de un año y medio cuando murió. La pequeña permaneció junto al cadáver, antes de que la policía llegara al lugar después de recibir una llamada anonimia en el 911.

Elia Zamora, mexicana de 28 años. Perdió la vida en la madrugada del 29 de agosto (2010). Su esposo, Héctor Ramírez, mexicano de 30 años, la apuñaló en el baño de su departamento en Kingsbridge Heights, El Bronx. El hijo de ambos, 9, presenció el horrendo crimen y trató de salvar a su madre. Ramírez continúa prófugo. El NYPD ofrece una recompensa de $22.000 por información que lleve a su captura.

Cinthya López, hispana de 29 años. Su cuerpo fue descubierto poco antes de las seis de la mañana del 11 de abril (2011), en la habitación principal de su departamento, en la calle 50 de Sunset Park. Su pareja, Daniel Elías, 28, la asfixió luego de una violenta discusión. El asesino la acusó de infiel. Vivieron juntos por 10 años. Horas después fue arrestado bajo cargos de homicidio en segundo grado. López dejó a una niña de 7 años, quien dormía en la habitación contigua en donde ocurrió el crimen.

Miguelina Chavalier, hispana de 38 años y trabajadora de la confección. Poco antes de las seis de la mañana del 10 de agosto (2011), su ex pareja Julio Martínez Cruz, 54, la apuñaló varias veces en el pecho frente a su departamento en Gran Concourse, cerca de la calle East 182. Chavalier fue trasladada al Hospital St. Barnabas, donde murió. Martínez Cruz se entregó minutos después en el cuartel de policía 46.

Los niños expuestos a la violencia doméstica en sus hogares sufren problemas de salud mental y física. Lea qué dicen y aconsejan los expertos en nuestra sección de Salud (páginas 32 y 33).