VIP Community Services: Un testimonio personal

En 1990, año en que se fundó la Hispanic Federation, hace más de dos décadas, Carmen Rivera ya llevaba seis años trabajando como voluntaria en VIP Community Services, una de las casi 100 organizaciones comunitarias que integran nuestra federación. En estos 27 años de compromiso con su comunidad, Carmen ha integrado la Junta Directiva de la organización, de la que fue presidenta durante varios años, ha ocupado otros cargos y desde hace algo más de un año se desempeña como Directora de la Residencia de Hombres.

En una charla reciente, Carmen nos explicó los orígenes y la misión de VIP Community Services.

“La organización fue fundada a principios de 1970 por el Padre Robert Banome, y comenzó prestando servicios a personas con adicciones en el sótano de la Iglesia de San José, en Bathgate Avenue, en El Bronx. Aquello era literalmente “gente ayudando a la gente”, porque inicialmente no había muchos consejeros ni especialistas, era un servicio estrictamente comunitario. Pero desde entonces ha crecido muchísimo”.

“La Iglesia de San José es preciosa y todavía presta muchos servicios. El Padre Banome murió hace casi 20 años, pero tu- vimos la bendición de contar una la presidenta Sandra Ruiz, que hace poco se jubiló de la organización. Su cargo lo ocupa ahora otra latina, Debra Vizzi”.

Volviendo al presente, Carmen Rivera enumeró los principales programas y servicios de VIP Community Services.

“Tenemos servicios esenciales para hombres y mujeres. En Casa Esperanza, por ejemplo, prestamos servicios residenciales para mujeres, servicios de metadona (un producto que se administra de manera gradual para eliminar la adicción a drogas peligrosas), de cuidado de la salud, de educación, de empleo y de adicción y prevención. Contamos con un programa de educación sobre el VIH, y prestamos servicios a pacientes ambulatorios, que son los que vienen a sus citas, reciben consejería y otros servicios, pero que no se quedan en nuestras residencias. Y además VIP organiza anualmente una feria de salud, en la que hablamos a la comunidad y le informamos de los servicios que prestamos”.

Carmen se refirió luego a los servicios residenciales para hombres, que ella dirige desde agosto del año pasado.

“Los servicios que ofrecemos son de consejería, con un proceso inicial de orientación que dura 45 días, con tratamiento y transición. Los casi 80 hombres de 22 a 80 años alojados en el nuevo edificio residencial también reciben servicios de educación y de salud.

Nuestro nuevo edificio está ubicado en el 764 de la calle 176, en El Bronx, y muchísimas habitaciones para dos o cuatro personas”.

La Directora de la Residencia de Hombres de VIP Community Services habló luego de la Residencia de Mujeres de la organización.

“Los servicios a las mujeres se ofrecen en el 716 de Fairmont Place, siempre en El Bronx, a pocas cuadras de la residencia de hombres, con los mismos servicios que reciben los hombres. Es decir, de consejería, de educación, de tratamiento y demás. En esa residencia se alojan actualmente unas 40 mujeres, y allí pueden recibir también conocimientos sobre la crianza de niños”.

“Lamentablemente, muchas de esas madres han tenido que entregar sus niños al sistema de foster care, y tratamos de que puedan lograr la meta de tener alguna comunicación con sus niños, o recuperarlos después que ellas mismas se hayan recuperado”, añadió Carmen Rivera. “En ese sentido, en VIP Community Services les damos ayuda en materia de vivienda, de cuestiones legales y les damos apoyo en general para que puedan recuperarse y continuar sus vidas sin drogas y junto a sus hijos”.

En columnas futuras seguiré ofreciéndoles el testimonio de Carmen Rivera, la Directora de la Residencia de Hombres de VIP Community Services. Mientras tanto, si desean más información sobre esa organización de la Hispanic Federation, pueden llamar al (718) 583-5150, o visitar su sitio Web en http://www.vipservices.org.

No se olviden que si tienen acceso a Internet (o si conocen a alguien que lo tenga) pueden prestarle una gran ayuda a la Hispanic Federation y votar en línea en el certamen Aetna Voices of Health para que obtenga una respetable cantidad de dinero. El concurso de Aetna premiará a una de las organizaciones que luchan por reducir las disparidades en materia de cuidado de la salud mediante el cambio de actitudes y conductas.

Para ayudarnos a ganar ese premio, con el que podremos prestar más y mejores servicios a través de nuestra agencias miembros, pueden visitar el sitio Web http://www.aetnavoicesofhealth.com/agencies/hispanic-federation.php.