Imputan extorsión a Passarella

Buenos Aires/EFE – El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, denunció que el titular del River Plate, Daniel Passarella, intentó extorsionarle para que su equipo no descendiera a la Segunda División en junio pasado.

Según publica el sitio Infobae, Grondona implicó a Passarella al comparecer ante la Justicia para ratificar una denuncia penal por los delitos de “coacción y extorsión” efectuada en octubre contra dos empresarios, uno de los cuales grabó una cámara oculta en la que se escuchaba al veterano dirigente hablar de “plata negra” y amenazar a un periodista.

En esta denuncia, hecha por el abogado Francisco Castex, Grondona apuntó contra los empresarios Carlos Ávila, exsocio de la AFA en la transmisión televisiva de los partidos de fútbol, y Daniel Vila, propietario de varios medios de comunicación y presidente del Independiente Rivadavia de Mendoza, de la Segunda División.

Acompañado por Castex, el titular de la AFA declaró ante la jueza Wilma López y dio detalles sobre un escrito que presentó hace unos días junto con Eduardo Deluca, secretario de la Conmebol. El escrito, al que accedió Infobae, da cuenta de que, antes de que el River Plate descendiera de categoría, Passarella se reunió con Deluca y “en tono intimidatorio” le dijo que conocía a una persona que tenía en su poder vídeos “con manifestaciones de Grondona que podrían comprometer a ambos dirigentes”.

De acuerdo con esta presentación, Passarella se ofreció a hablar con el canal América TV, cuyo dueño es Vila y que posteriormente difundió el material fílmico, para evitar que lo hicieran y a cambio pedía que los dirigentes “de algún modo intervinieran para beneficiar al River” en los partidos que le restaban disputar.

Grondona hizo la denuncia el 18 de octubre pasado, horas después de que América y el canal de noticias C5N difundieran fragmentos de la cámara oculta hecha por Ávila.

El vídeo fue acercado a los canales de televisión por Mariano Cúneo Libarona, abogado de Carlos Ávila, quien denunció a Grondona por “administración fraudulenta” y mostró documentos que, dijo, “acreditarían” la titularidad del presidente de la AFA de millonarias cuentas bancarias en Suiza.