Incierto el futuro de Márquez en Nueva York

NUEVA YORK – Rafa Márquez estará con los Red Bulls el próximo año, consideró ayer Hans Backe, director técnico del club neoyorquino que, sin embargo, dejó la puerta entreabierta a una posible salida del defensor mexicano.

“Sí, sí. Creo que aún tiene dos años en su contrato”, se apresuró en contestar ayer el entrenador sueco a la pregunta de si volverá el futbolista michoacano a defender a la divisa neoyorquina. La respuesta se produjo durante su último encuentro con la prensa, destinada a recapitular la campaña 2011.

En efecto, a Márquez le restan dos temporadas en su acuerdo con los Red Bulls, bajo el cual devenga $4.6 millones anuales.

Backe dijo desconocer que Márquez hubiese tenido algún acercamiento de equipos mexicanos. De acuerdo a mediotiempo.com, el defensor declaró que esperaba una llamada de los directivos del Atlas, equipo en el que surgió y que se encuentra en peligro de perder la categoría.

“Yo soy ‘Rojinegro’ y me gustaría ayudar. Yo estaría dispuesto a escucharlos, para ver lo que proponen y ver cuáles son las posibilidades. Primero se tiene que dar un contacto y ver la posibilidad, yo no me cierro a nada”, expresó Márquez, según mediotiempo.com.

Asimismo, el defensor central azteca –siempre según mediotiempo.com – estaría dispuesto a comprar el conjunto los ‘Zorros’, pero de ninguna manera a jugar de gratis.

Márquez ha dicho públicamente que le gustaría terminar su carrera con el Atlas.

Por lo pronto, lo que sí es seguro es que en los próximos días Márquez tendrá una reunión con los directivos y el entrenador de los Red Bulls, según indicó Backe.

“La próxima semana nos sentaremos con cada uno de los jugadores, analizaremos este año y exploraremos el futuro, así es que también esperamos reunirnos con él y veremos lo que sale de allí”, expresó Backe.

Como en los últimos meses, Márquez brilló ayer por su ausencia. Luego de una sesión de ‘pruebas’ –como calificó ayer el joven defensor Tim Ream a las prácticas de ayer– no hubo rastros del defensor central mexicano.

Lo cierto es que corren rumores de que, si el reglamento permite ceder en préstamo a un jugador franquicia, que es el caso de Márquez, el equipo podría considerar esta opción.

Aunque el ex capitán de la selección mexicana ha dicho que se encuentra a gusto en Nueva York, los problemas en los que ha estado involucrado podrían abrirle la puerta de salida.

Primero criticó públicamente a sus compañeros –especialmente a Ream– al indicar que no estaban a su nivel. Eso le costó la suspensión de un partido por parte de su club y el puesto en la defensa, pues una vez que purgó el castigo el técnico optó por ponerlo a jugar en el mediocampo.

Tampoco fue visto con buenos ojos el hecho de que se hiciera expulsar al final del choque de ida de las semifinales de conferencia, que perdió 1-0 ante el Galaxy, en el Red Bull Arena. La MLS le aumentó el castigo de uno a tres partidos de suspensión, al indicar que esa actitud manchaba la imagen de la liga.

Ayer Ream indicó que todo se resolvió, que las críticas de Márquez quedaron atrás. Pero tácitamente Backe admitió que no había buena química en el equipo y que espera que esos problemas no se arrastren para la próxima campaña.

“Eso tiene que cambiar”, repitió dos veces. “Hemos tenido muchos problemas, con las tarjetas rojas, con otros asuntos que ocurrieron esta temporada. Les diré algo, éste ha sido el peor año en el que he estado involucrado en 32 años. Creo que una sola vez en mi carrera como entrenador he tenido toda esta clase de problemas en el equipo, así que eso tiene que resolverse para el próximo año, no podemos llevar esto a la próxima temporada”, manifestó el sueco.

Tras calificarla de “temporada muy dura y complicada”, Backe considera que para el 2012 esencialmente se tiene que mejorar en defensa, porque ofensivamente no hay problema, ya que los 50 goles anotados por Red Bulls –misma cifra que los logrados por el Sporting Kansas City– sólo son superados por los Sounders de Seattle (58).

Asimismo, dijo que espera que su club juegue de forma más agresiva. Reconoció que la presencia de Rafa Márquez pudo ayudar en eso, pero destacó el poco tiempo que defendió al club.

“El sólo ha jugado con nosotros alrededor del 50% de los partidos”, dijo Backe, lamentando que contó con su ‘jugador franquicia’ a medias. Márquez fue constantemente convocado por la selección de su país, incluyendo para la Copa Oro, torneo en el que se lesionó y fue baja con su club alrededor de un mes.

Pero Backe se mostró contento por la iniciativa que adoptaría la MLS el próximo año de suspender el campeonato cuando los jugadores sean llamados por sus selecciones. “Aunque los jugadores tengan que viajar, pero si hay un receso nos ayudará mucho”, indicó.

Si Márquez, de 32 años, sigue en Nueva York, los Red Bulls no tendrían que preocuparse mucho por las convocatorias del combinado de su país, donde también parece se le están cerrando las puertas. Por lo pronto, el defensor no fue convocado por el seleccionador De la Torre para el amistoso que este viernes jugará el ‘Tri’ contra Serbia, en Querétaro.

“Creo que está claro, la disciplina siempre va a ser prioridad en selecciones nacionales y no es de ahora, es de hace tiempo”, dijo De la Torre, según le citó ayer The Associated Press, al atribuir la ausencia del ex capitán del equipo a su acto de indisciplina ante el Galaxy en la MLS. “Hemos tratado de ser congruentes con los hechos y nosotros tomamos las decisiones de a quién convocamos y a quién no”.

En cambio Ream, que también ha defendido a la selección de Estados Unidos, admitió ayer que es tentado por el Arsenal, de la Liga Premier inglesa.

“Es un honor que un equipo de ese calibre se fije en ti… Si algo salle de allí, será una oportunidad única, pero todavía tengo contrato aquí y me encanta jugar aquí, amo a mis compañeros y a mi equipo. Si al final de mi contrato todavía esa oportunidad está allí, sería grandioso”, dijo el joven defensor de los Red Bulls de Nueva York.