Búsqueda sin receso

CARACAS – Las autoridades venezolanas dijeron ayer que confían resolver pronto el secuestro del catcher de los Nacionales de Washington, Wilson Ramos.

El viceministro de Justicia, Edwin Rojas, indicó que los investigadores han avanzado en la recopilación de evidencia y cuentan con una descripción física de los captores, basada en el relato de testigos.

Rojas le dijo ayer a la televisión estatal que el gobierno del presidente Hugo Chávez “está trabajando las 24 horas del día para resolver este caso”.

“Tenemos fe en el esclarecimiento rápido de este caso”, agregó. “Ya tenemos adelantadas ciertas experticias, tenemos los retratos hablados de las personas que participaron presuntamente en el rapto”.

Hombres armados secuestraron a Ramos el miércoles desde las afueras de la casa de sus padres, ubicada en un barrio de clase obrera del estado central de Carabobo, a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas.

Las autoridades anunciaron el jueves que hallaron la camioneta robada que utilizaron los secuestradores

Aficionados y vecinos del jugador encendieron velas y oraron por la pronta liberación del jugador.

Previo a los partidos del jueves de la liga venezolana, a la que el receptor tenía previsto incorporarse la semana próxima con los Tigres de Aragua, jugadores y aficionados guardaron un minuto de silencio en apoyo de Ramos y se instalaron pancartas en las que se podía leer: “Liberen a Wilson Ramos” y “Wilson estamos contigo y tu familia”.

Los equipos añadieron a sus uniformes bandas verdes, otros lucieron lazos verdes en el hombro y algunos exhibieron la letra “W” bordada en el pecho de las camisetas.

Ramos, considerado como uno de los jóvenes pilares de los Nacionales Washington, es uno de los 87 venezolanos que el 2011 jugaron en el béisbol de Grandes Ligas.

Alrededor de la web