Inquietante empate 0-0 para Portugal

Tendrá que definir su duelo contra Bosnia el martes,en el partido de vuelta que se efectuará en Lisboa

Madrid – Los partidos de ida de la repesca para la Eurocopa 2012 situaron a Croacia e Irlanda, con dos victorias incontestables, al borde de la clasificación, dieron ventaja a la República Checa y mantienen abierta la eliminatoria entre Portugal y Bosnia, que se decidirá el martes en el duelo de vuelta en Lisboa.

La otra cara de la jornada la mostró Turquía, inesperadamente goleada en Estambul por Croacia (0-3) y apartada casi de forma definitiva de la cita continental del próximo año en Polonia y Ucrania, al igual que Estonia, que encajó un 0-4 frente a Irlanda.

Portugal aún no tiene nada resuelto. El 0-0 con Bosnia en el estadio Bilino Polje de Zenica, un marcador valioso pero inquietante con la mente en el duelo de vuelta del próximo martes en Lisboa, prolonga la incertidumbre en la única eliminatoria con igualdad después de la disputa de los primeros noventa minutos.

Tuvo oportunidades el equipo luso, con Cristiano Ronaldo y Pepe en el once y con brillantes acciones del central, en un choque en el que el juego directo, ante el mal estado del terreno de juego, fue la fórmula de uno y otro equipo. Portugal dominó buena parte del choque, pero sufrió en el tramo final, con varias ocasiones locales.

Más encarriladas están el resto de eliminatorias, con Croacia, ganadora por 0-3 en Estambul contra Turquía; Irlanda, vencedora por 0-4 en Tallin frente a Estonia, y la República Checa, que superó en Praga por 2-0 a Montenegro, a un pasito de sellar su clasificación para la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012.

Croacia ya se siente en la cita continental. Sólo una hazaña de Turquía en el encuentro de vuelta del próximo martes en Zagreb podría alterar el viaje del equipo dirigido por Slaven Bilic hacia la fase final del torneo, después del concluyente 0-3 en Estambul y de los más de 90 minutos de impotencia del equipo local.

Los goles de Ivica Olic, en el minuto uno y 44 segundos, Mario Mandzukic, en el 32, y Vedran Corluka, en el 52, transformaron en el marcador la superioridad y la efectividad de Croacia y pusieron en duda las cualidades de la defensa de Turquía, que completó un partido infame. En los tres tantos hubo errores en la retaguardia.