Detenidos y heridos durante invasión

Lima/EFE – La Policía peruana detuvo a 60 personas que participaron en una violenta invasión a una empresa arenera en el distrito de Ate, al este de Lima, y en cuyo desalojo resultaron heridas al menos veinte personas.

“Son 22 mujeres y 38 hombres los detenidos, algunos de ellos utilizaron bombas molotov (explosivos caseros) en el enfrentamiento”, señaló a Efe una fuente policial de la División de Asuntos Sociales.

El enfrentamiento dejó mas de 20 heridos, entre ellos 2 policías, con lesiones leves.

Se calcula que fueron unos 3.000 los invasores, entre los que habían mujeres y niños, que allanaron las instalaciones de la arenera San Martín de Porres para apropiarse de sus terrenos con piedras y explosivos caseros.

La multitud fue repelida tras nueve horas de enfrentamientos con un gran contingente policial que incluyó hasta un helicóptero.

Según dijo a Efe el administrador de la empresa, Julio Gallardo, los invasores fueron coordinados por traficantes de terrenos que ya tienen identificados.

“Los traficantes cobran entre 300 y 500 soles (110 y 183 dólares) a las personas y les ofrecen estas tierras”, afirmó Gallardo.

El administrador dijo que entre los invasores hubo unos 40 delincuentes que desalojaron a los trabajadores de la oficina administrativa, robaron los discos duros de sus computadoras y atentaron contra sus maquinarias pesadas, por lo que calculó en un millón de soles (unos 367.000 dólares) los daños ocasionados.

“Los invasores tenían un lazo dorado puesto como collar que los distinguía; estaban agrupados por bases”, expresó.

Según el diario La República, algunas personas desalojadas manifestaron que no tenían donde vivir ni programas de vivienda que los asista.

Esta no es la primera vez que invaden este vasto terreno, según indicó Gallardo.

Desde 2001 se han producido intentos por adueñarse de unas 400 hectáreas sin construir de la propiedad, en un campo desértico y sin servicios básicos.

El terreno es parte de una concesión minera otorgada a la arenera hace 54 años.

La arenera colinda con un complejo arqueológico y varios asentamientos humanos muy pobres.