Cae hispano por disparos cerca a Casa Blanca

Washington/EFE – El joven de origen hispano sospechoso de disparar con un rifle en los alrededores de la Casa Blanca fue detenido ayer en Pensilvania, mientras se investiga su relación con un impacto de bala hallado en una ventana de la mansión presidencial.

Oscar Ramiro Ortega-Hernández, de 21 años de edad, fue detenido por la policía estatal en un hotel cercano a Indiana (Pensilvania) poco después del mediodía local.

Las autoridades le buscaban en relación con los disparos que se escucharon el viernes a unos 600 metros de distancia de la Casa Blanca, tras haber encontrado un vehículo abandonado con un rifle de asalto AK-47 registrado a su nombre.

No obstante, aún no se ha establecido una conexión concluyente entre ese incidente y las balas que el servicio secreto halló el martes, una cerca de una de las ventanas de la fachada sur de la Casa Blanca y otra en el exterior del recinto.

La bala que llegó hasta la ventana no causó daños, ya que fue detenida por el cristal blindado que la protege, y los servicios secretos no temieron por la seguridad del presidente Barack Obama, que el viernes se encontraba en Hawai con motivo de la cumbre APEC de líderes de Asia y el Pacífico. Sin embargo, después de interrogar a varias personas que conocían a Ortega-Hernández, el servicio secreto determinó que el sospechoso había “dirigido su interés hacia el presidente y la Casa Blanca”, un término que no basta para sustentar una amenaza específica.

El joven, que ha tenido problemas con la ley en varios estados, residía en Idaho Falls, en el estado de Idaho, y se había mudado a Washington DC hace apenas unas semanas, sin informar a su familia, que le declaró desaparecido ante las autoridades el 31 de octubre.

La policía de Arlington (Virginia), localidad contigua a Washington DC, le detuvo brevemente la misma mañana del viernes, aunque se desconoce el motivo concreto. Después de interrogarle y fotografiarle, volvieron a ponerle en libertad. Las autoridades no han especificado la nacionalidad de Ortega-Hernández, aunque sí su origen hispano, sus lazos con Idaho y una descripción física que le define como hombre moreno, ojos marrones, con espesa barba y múltiples tatuajes, entre los que destaca el que reza “Israel” en el lado izquierdo de su cuello.