Enrique Peña Nieto ataca monopolios

Aspirante a presidencia de México propone solidarizarse y aliarse con sector privado

NUEVA YORK. – La mañana de ayer, mientras cientos de indignados ocupaban las calles de la ciudad para manifestarse en contra de las grandes corporaciones y súper ricos, Enrique Peña Nieto, aspirante a la candidatura por la presidencia de México, propuso solidarizarse y aliarse con el sector privado como parte de la solución para combatir los problemas sociales de su país.

El exgobernador del Estado de México presentó ante líderes comunitarios, diplomáticos y empresarios, diez propuestas en las que centrará su campaña presidencial de lograr la candidatura de su partido.

En las oficinas del Concilio de las Americas, Peña Nieto se pronunció en contra de los monopolios y de la privatización de Petróleos Mexicanos, PEMEX; no obstante, destacó que la inversión privada es parte de una respuesta inmediata para combatir la pobreza y el desempleo.

Para un país con 57.7 millones de pobres, en el cual hizo su fortuna el empresario Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, la tasa de desempleo del 5.5% en el segundo trimestre de este año es desalentadora en México. En este sentido, Peña Nieto reconoció que los jóvenes son los más afectados.

El aspirante a la candidatura del Partido Revolucionario Institucional, PRI, cuestionó el lento crecimiento económico de México en los últimos 10 años, que fue del 1.7%, en comparación con otros países de Latinoamérica, que alcanzaron entre el 3.5% y el 5%, según cifras oficiales.

Peña dijo que México obtuvo un mayor crecimiento en los 70 años anteriores a la última década, refiriéndose al periodo que el país fue gobernado por presidentes afiliados al PRI.

Algunos de los sucesos que marcaron a los gobiernos priistas, fue la crisis del peso mexicano en 1994. A la crisis económica de la época se le llamó el “Error de diciembre”, una frase acuñada por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, quien atribuyó la crisis a las presuntas malas decisiones de la administración entrante de Ernesto Zedillo Ponce de León y no a la política económica de su sexenio.

Unas de las propuestas Peña Nieto es reducir la economía y el trabajo informal, es decir, las posiciones laborales en empresas no registradas y el autoempleo. En México, el 64.01% de la población tiene empleo informal.

Peña Nieto dijo que es necesario instituir un sistema de seguro social que garantice a los trabajadores un seguro de desempleo, fondo de retiro, entre otras prestaciones.

El Rey de la Tortilla, Erasmo Ponce, dueño de Tortillería Chinantla, pidió a Peña Nieto facilitar los mecanismos del voto de los mexicanos en el extranjero. Dijo que es urgente que los inmigrantes consigan una credencial de elector en Estados Unidos.

Los empresarios Juan y Jesús Navarro, de Nueva Jersey, también acompañaron al aspirante a candidato durante su presentación.

Juan Navarro, es un ex funcionario del Ex gobernador de Puebla, Mario Marín en la desaparecida Casa del Inmigrante Poblano. Jesús Navarro, fue candidato por el PRI a la presidencia de Ciudad Serdán, Puebla en 2010, pero perdió las elecciones.