Anuncian nominados al gol del año

ZURICH/AP – Lionel Messi, Neymar y los mexicanos Julio Gómez y Giovani Dos Santos fueron nominados al premio de la FIFA al mejor gol del año.

La lista también incluye al argentino Lisandro López, el inglés Wayne Rooney, el sueco Zlatan Ibrahimovic, el serbio Dejan Stankovic, el belga Benjamin de Ceulaer y la estadounidense Heather O’Reilly.

Messi fue nominado por un gol por el Barcelona contra Arsenal por la Liga de Campeones y Neymar por una diana que marcó por Santos ante Flamengo.

Dos Santos fue nominado por un gol con la selección mexicana en la final de la Copa de Oro ante Estados Unidos, en el que burló al portero y a dos defensores antes de definir con un globo al ángulo; y Gómez por su chilena ante Alemania que clasificó a México a la final del mundial sub17.

La votación se realizará hasta el 5 de diciembre a través de FIFA.com y francefootball.fr.

El ganador de premio al mejor gol del año será anunciado el 9 de enero.

LONDRES/AP – Joseph Blatter intentó aplacar la controversia generada por sus comentarios sobre el racismo en el fútbol y ayer dijo que lamenta si ofendió a alguien, aunque no ofreció una disculpa y rechazó que vaya a renunciar a la presidencia de la FIFA.

En una entrevista transmitida ayer por la BBC desde Zurich, Blatter indicó que lamenta “profundamente” haber utilizado “palabras inoportunas” en un par de entrevista televisivas el miércoles. De todas formas, no dio marcha atrás a su opinión de que los insultos racistas podrían ser solucionados con un apretón de manos.

“Lamento que mis comentarios de esta semana provocaron una situación desafortunada y que llegó a tal dimensión. Estoy comprometido con la lucha contra el racismo y no tengo dudas sobre eso”, dijo Blatter.

“Hice algo que no fue totalmente correcto, así que sólo puedo decir que lo lamento por toda la gente afectada por mis comentarios”, agregó. “Me duele, porque no pensé que habría una reacción así”.

Blatter insistió que continuará “la lucha contra el racismo y la discriminación”, y señaló que cualquier futbolista que sea hallado culpable de racismo en la cancha sería expulsado del partido.

“Cero tolerancia”, afirmó. “Esto también fue una buena lección para mí”.