Monterrey apunta al Mundial de Clubes

Guía de Regalos

Un tercer lugar logrado por Necaxa en el 2000, es el mejor resultado alcanzado por el fútbol mexicano en representación de la CONCACAF en el Mundial de Clubes que se llevará a cabo en Japón del 8 al 18 del próximo mes de diciembre.

El certamen, que se encuentra en su octava versión, reemplazó a la Copa Intercontinental que disputabanlos campeones de Europa y Sudamérica.

Monterrey actual monarca regional, bajo la orientación del técnico Manuel Vucetich, aspira llegar a la final, donde posiblemente se encontrará con Barcelona de Messi. Pero, para llegar a esas instancias, los ‘Rayados’ deberán dejar en el camino al Santos de Neymar.

Aunque en el fútbol no hay nada escrito, todo parece apuntar hacia el enfrentamiento entre los astros de España y Brasil. Sin embargo, el cuadro mexicano pretende emular al TP Mazembe del Congo que el año pasado se metió en medio e interrumpió el choque entre el Inter de Milán y el Inter de Porto Alegre. Los congoleños derrotaron a los brasileños para luego ser goleados 3-0 por los italianos en la final.

“Tenemos un cuadro vasto, completo y capaz”, declaró Vucetich.

“Tenemos jugadores de gran experiencia, de corte internacional, como Humberto Suazo, César Delgado, Luis Pérez y Walter Ayoví, que han estado en selecciones nacionales. También Nery Cardoso que ha competido en esta clase de eventos”.

Monterrey intentará mejorar el tercer puesto del Necaxa (hoy en segunda división) tras vencer 4-3 por definición de penales al Real Madrid luego de empatar 1-1 en el 2000.

El año pasado, el Pachuca fracasó por tercera ocasión tras verse sorprendido por el Tout Puissant Mazembe congoleño (1-0), en Abu Dabi, con lo que quedó fuera de las semifinales.

Mientras que el Atlante cayó 4-3 en penales ante el Pohang Steelers de Corea del Sur en la versión 2009.

En el 2008, Gama Osaka de Japón hizo lo propio con Pachuca, al que superó por la mínima diferencia.

El cuadro egipcio de Al Ahly derrotó 2-1 al América y lo relegó al cuarto lugar en el 2006.

Es decir que, aparte de los ‘Rayos’, los clubes mexicanos fueron a “hacer tremendo papelón”.