La verdad tras el pavo

Sigue a El Diario NY en Facebook

Por mas de 400 años los norteamericanos han celebrado el Día de Acción de Gracias, mejor conocido como “Thanksgiving” en inglés.

Este evento histórico fue amparado por las historias y leyendas escritas por los colonos que narran cómo los 102 peregrinos que huían de Inglaterra por persecución religiosa sobrevivieron el primer invierno y ataques de indios en la colonia de Plymouth Rock.

Sin embargo, los residentes de la primera ciudad de Norteamérica, San Agustín de Florida, dicen no estar ajustados a la tradición del Día de Acción de Gracias de Plymouth Rock de 1621, ya que ésta no fue la primera cena.

La primera cena fue la que celebró el explorador español Don Pedro Menéndez de Avilés en el lugar donde hoy se encuentran los terrenos de la Fuente de la Juventud, y esto ocurrió 56 años antes de la llegada de los ingleses al Nuevo Mundo.

El menú principal de esta primera cena de Acción de Gracias fue puerco y gallina, combinado con calabaza, frijoles secos y maíz.

Según la maestra Robyn Gioia, de Ponte Vedra, el Día de Acción de Gracias fue celebrado por los exploradores españoles el 8 de septiembre de 1565, en lo que se conoce hoy como San Agustín.

El historiador Michael Gannon, de la Universidad de Florida, se unió a la controversia y luego de una investigación concluyó que el sitio exacto de la celebración de la primera cena de Acción de Gracias debió haber ocurrido en algún punto entre la Fuente de la Juventud y la Misión Nombre de Dios.

“Cuando los peregrinos llegaron a Plymouth por primera vez, los españoles de San Agustín de Florida estaban en su segunda etapa de remodelación de la ciudad, o sea ya habían pasado 56 celebraciones del Día de Acción de Gracias”, finalizó Grannon.

La tradición del Día de Acción de Gracias de los españoles continuó y se expandió por toda las misiones de Florida, las Carolinas, Alabama, Mississippi y Louisiana hasta que ocurrió la invasión de los británicos en el 1763, que obligó a sacar a todos los residentes españoles de San Agustín hacia la isla de Cuba y otros territorios dominados por la corona española.

La tradición del Día de Acción de Gracias se ha convertido en un símbolo nacional de la sociedad americana. Pero no fue hasta que Sarah Josepha Hale, editora de una revista en Boston, inició una fuerte campaña a través de sus editoriales que en 1863 el presidente Abraham Lincoln aceptó y proclamó el último jueves de noviembre como el día nacional de Thanksgiving.

Hoy en día, se puede comparar con la celebración del Día de Independencia y la Navidad de San Nicolás. Esta tradición se ha esparcido por países como Canadá y Holanda.

De todas maneras, la próxima vez que visite San Agustín pregunte a los locales dónde fue la primera cena de Acción de Gracias.