Proteger Seguro Social y Medicare es primordial

Sigue a El Diario NY en Facebook

OPINION

Mientras el Congreso considera maneras para reducir el déficit, otros piden recortes en el Seguro Social y Medicare. Estas propuestas reflejan un desconocimiento de la vida cotidiana de millones de personas mayores.

El Seguro Social y Medicare son muy importantes para la seguridad financiera y el bienestar de los individuos y las familias.

En vez de aumentar la carga de tantas personas mayores y hacerles perder la tranquilidad, el Congreso debería enfocarse en el malgasto y en eliminar las ventajas impositivas que permiten reducir los impuestos.

En una encuesta que hizo AARP entre personas de 45 años o más, la mayoría de los hispanos indicaron que no están seguros de que tendrán suficiente dinero para vivir y para cubrir sus gastos médicos una vez que se jubilen. Casi dos tercios de los hispanos tienen menos de $50,000 en ahorros para la jubilación.

El Seguro Social es el ingreso familiar principal para casi la mitad de los estadounidenses mayores de 65 años y es la fuente de ingresos primaria para las personas mayores de origen minoritario. Para más de la mitad de las personas mayores hispanas, el Seguro Social representa casi la mitad de la totalidad del ingreso familiar.

Hoy en día, el beneficio promedio del Seguro Social es de alrededor de $14,000. Así que la mayoría de las personas mayores sobreviven con un presupuesto muy apretado, donde cada dólar cuenta y cada dólar que se pierde, duele.

No es sorprendente que el COLA (ajuste por costo de vida) sea tan importante para los beneficiarios del Seguro Social. En el 2012, por primera vez en tres años, los beneficiarios recibirán un ajuste por costo de vida. Simultáneamente, como parte del acuerdo para reducir el déficit, algunos políticos están proponiendo una nueva manera de calcular el COLA que recortará $112 mil millones de los beneficios del Seguro Social en 10 años.

Durante el trascurso de su vida, se recortarán miles de dólares de los beneficios de las personas mayores. Y mientras más edad tenga la persona, mayor será el recorte.

AARP está luchando contra esta propuesta de cambio al COLA que tendrá un impacto muy negativo en las personas mayores de nuestro país. No es justo que el Congreso recorte un programa tan vital y exitoso.

Y Medicare es tan importante para las personas mayores como lo es el Seguro Social. Hoy en día, hay 47 millones de estadounidenses mayores y personas con discapacidades que dependen de Medicare.

Medicare no es un regalo. En promedio, los beneficiarios de Medicare gastan $4,000 de su bolsillo en cuidados de salud. Aquellos beneficiarios mayores y pobres gastan una cuarta parte de sus ingresos en atención médica.

AARP se opone a cualquier esfuerzo del Congreso de recortar Medicare de manera arbitraria y perjudicial o de redirigir los costos a los beneficiarios del programa.

Lorraine Cortés-Vázquez es vicepresidenta ejecutiva de Mercados Multiculturales de la AARP.