Contaminación y la diabetes

Guía de Regalos

¿Vive en un área muy contaminada? ¡Mucho cuidado! Según un estudio publicado en la revista Diabetes Care, las personas que viven en una comunidad con una calidad de aire ligeramente por debajo de los límites establecidos por la EPA (Agencia de Protección Ambiental en inglés), tienen un riesgo 20% mayor de desarrollar diabetes comparado con las personas que viven en áreas menos contaminadas. Aunque los investigadores no conocen con exactitud a que se debe, existen investigaciones anteriores que vinculan la inhalación de pequeñas partículas contaminantes con la inflamación crónica y la resistencia a la insulina, lo que a la larga puede causar la diabetes.

Si la tierra sufre, nosotros también

Los cambios climáticos que afectan el mundo también afectan nuestra salud. Esta es una lista de algunos problemas de salud causados por el calentamiento global:

-Aumento en apoplejías o derrames debidos al calor.

-Más casos de enfermedades gastrointestinales debidos al aumento de lluvias y aguas estancadas.

-Propensión a heridas causadas por huracanes y tornados.

-Aumento en los casos de asma.

-Probable aumento en las enfermedades cardíacas debido a la disminución en la capa del ozono.

Directo al grano…

Un pastelillo o un bagel resultan apetitosos a la hora del desayuno. Pero un tazón de avena es una mejor opción: llena más y por más tiempo, sin contar con que beneficia al corazón. Si se ingieren tres porciones diarias de granos integrales (por ejemplo, media taza de arroz, media taza de avena o una rebanada de pan de trigo), se reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular en un 15% y el de sufrir un ataque cerebral en un 25%. ¿Y quién desea enfermarse?