conviven con soldados, pero ‘intranquilos’

Guía de Regalos

Los habitantes de San Fernando, Tamaulipas, se están acostumbrando a ver soldados por todos los rincones del lugar pero no se sienten “tranquilos”, ya que creen que los narcos solo se han replegado y temen que regresen cuando se reduzca la presencia militar.

Durante el 2010, esta localidad sufrió una “narco guerra” protagonizada por Los Zetas y el Cartel del Golfo, en este pueblo donde viven cerca de 30,000 personas.

En este año se produjo la masacre de 72 inmigrantes centroamericanos y el descubrimiento de una fosa con más de 230 cadáveres.

Una mujer que solicitó el anonimato contó que durante la “narco guerra”, las bandas rivales secuestraron “entre 7 u 8 personas por semana, si no estuviera el ejército, el crimen organizado regresaría”, agregó la mujer que precisó que los narcotraficantes se replegaron a otros pueblos.