Cotto-Margarito será en Nueva York

Guía de Regalos

NUEVA YORK – La revancha entre Miguel Angel Cotto y Antonio Margarito sí se realizará en el Madison Square Garden el 3 de diciembre, luego de que la Comisión Atlética del Estado de Nueva York concedió ayer martes la licencia al ‘Tornado de Tijuana’.

Tras un retraso de más de dos horas, los tres miembros de la Comisión informaron en la tarde de ayer que en base al examen al cual fue sometido Margarito la tarde del lunes en la ‘Gran Manzana’ se le concedía la licencia para boxear en el estado.

Con esa determinación, continúan adelante los planes originales de que la revancha tenga lugar en el Madison Square Garden de Nueva York en la citada fecha.

“Ayer (lunes) el señor Margarito se sometió a la examinación en Manhattan y hoy escuchamos el testimonio del Dr. Michael Goldstein”, dijo el puertorriqueño Edwin Torres, ex magistrado de las cortes neoyorquinas y hoy uno de los comisionados de la agencia que rige el deporte en el estado.

“Luego del examen exhaustivo realizado por el Dr. Goldstein y tras escuchar su testimonio y su opinión, que son consistentes con la de los doctores del señor Margarito de que está en condición de pelear, la Comisión confiere la licencia para que el señor Margarito pueda boxear en Nueva York”, agregó Torres.

Esa decisión, sin duda, representó un gran alivio, ya que horas antes, Cotto declaró que no peleará en otro estado si la Comisión Atlética de Nueva York negaba la licencia al púgil que le infringió la primera derrota en su carrera profesional y, de paso, le arrebató el título welter, en el 2008 en Las Vegas.

“Firmé una pelea para Nueva York”, dijo ayer Cotto (36-2, 29 KOs), que esta vez expondrá su cetro súper welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), durante la conferencia telefónica desde Florida, donde entrena para su segunda pelea con Margarito (38-7, 27 KOs).

“El acuerdo fue pelear en el Madison Square Garden de Nueva York… Voy a pelear en Nueva York, no voy a pelear en ningún otro lugar, sólo en Nueva York”, acotó el tricampeón mundial boricua.

“Si la gente de la Comisión Atlética del estado de Nueva York dice ‘Margarito no puede pelear (aquí) por el problema de sus ojos’, todo el mundo tiene que respetar eso, cada Comisión de los Estados Unidos debe respetar eso”, acotó Cotto.

“Yo no estoy dispuesto a pelear en ningún otro lugar”, sentenció el boxeador boricua, en una reacción que no se esperaba Bob Arum, el propietario de Top Rank, la compañía que promueve a los dos contendientes.

Ahora, los planes originales siguen en pie, pues Arum ya andaba buscando otro escenario y hasta se llegó a considerar la posibilidad de mantener la sede y fecha, pero con el reemplazo de Margarito como retador de Cotto al cetro mundial de las 154 libras de la AMB.

Minutos antes de producirse el anuncio de la Comisión, el abogado Daniel Petrocelli, que representa a Margarito, informó a los periodistas que el el Dr. Ken Rosenthal, que examinó al ‘Tornado de Tijuana’ el lunes en Nueva York, dio el visto bueno para que el ex campeón mundial pelee con Cotto.

Más adelante se conoció que el Dr. Kenneth J. Rosenthal, quien es presidente de la ‘New York Intraocular Lens Implant Society ‘, a petición de Top Rank, examinó a Margarito en Great Neck, Long Island, debido a que al boxedor le implantaron un lente artificial en el ojo derecho.

Pero fue la opinión del Dr. Michael T. Goldstein -designado por la Comisión para que examine el ojo derecho de Margarito- lo que contó para la decisión final de los comisionados.

Una vez que Goldstein examinó al ‘Tornado de Tijuana’ en la tarde del lunes, el púgil viajó a Los Ángeles, donde tiene completará su entrenamiento.

Todd DuBoef, presidente de Top Rank, presente en la audiencia, expresó su satisfacción de que la cartelera continuará como estaba originalmente programado, ya que “este evento es por los aficionados”, dijo, añadiendo que nunca pondrían en riesgo a un boxeador.

“Y quiero dejar absolutamente claro que de ninguna manera, nunca arriesgaríamos la salud y seguridad de un boxeador que estamos promocionando o de un boxeador contra el que estamos peleando”, destacó DuBoef.

El ejecutivo agregó que por eso enviaron a Margarito en la primavera a que se hiciera atender con el Dr. Allan S. Crandall, un especialista de renombre mundial, quien le operó la catarata en el ojo derecho hace seis meses, que era la preocupación de la Comisión.

nube.urgiles@eldiariony.com