Mitos sobre el seguro de auto

Entérate de algunas mentiras populares que andan circulando

Guía de Regalos

El seguro de auto es esencial para quien conduce un vehículo, pero es conveniente dar los pasos necesarios al comprarlo para que sin poner a riesgo tu dinero te salga lo más barato posible. A través de su portavoz, Elianne González, el Insurance Information Institute (I.I.I.), una organización encargada de difundir información sobre todo tipo de seguros, nos oferece estas aclaraciones sobre ciertos mitos populares acerca las pólizas automovilísticas.

Revísalas para que aprendas a desechar esos conceptos erróneos y aprendas a ahorrar dinero en este renglón:

El color del auto influye en el precio del seguro – Para nada. Lo que importa a la hora de determinar el costo del seguro es el tipo de auto que selecciones, pues las mensualidades del seguro de auto están basadas en detalles como la marca, el modelo, tipo de carrocería, tamaño y potencia del motor, la edad del vehículo, la del conductor, su historial de conducir y el precio del auto.

Muchas aseguradoras ofrecen descuentos adicionales en el precio del seguro para autos que poseen ciertos dispositivos de seguridad que reduzcan las probabilidades de lesiones, muerte o riesgos de robo.

El seguro de auto cuesta más mientras más edad tienes – No siempre. Muchos conductores mayores de 55 años pudieran calificar para ciertas reducciones de precio en el seguro de auto, usualmente por tres años, si completan un curso de prevención de accidentes. El descuento suele ser del 10%, pero revisa con tu aseguradora particular.

El seguro de auto siempre cubre robos, vandalismo, incendios, inundación o granizo – Sí, pero sólo si el seguro incluya coberturas de choque y otros daños o cobertura extensiva (Comprehensive) que son opcionales. Pero si un auto está valorado en menos de $1,000, o está valorado en menos de diez veces lo que cuesta la prima, las coberturas opcionales no resultarán efectivas por el costo.

Solo se requiere tener el mínimo de cobertura de responsabilidad civil – Casi todos los estados del país exigen que se posea un monto mínimo de cobertura de seguros de responsabilidad civil para manejar legalmente, pero es muy posible que si tienes accidente necesites de una cantidad de dinero mayor para pagar los daños que pueden resultar, pues los costos suelen ser mayores que los límites existentes.

Una opción para tus reservas

Precisamente por ser los menos riesgosos, un Money Market Mutual Funds (MMMF) o Fondo Mutuo de Mercado Monetario es el tipo de producto financiero que, de acuerdo a mi teoría de “La Tres Gavetas” deberíamos mantener en la “gaveta de arriba” (la que representa tus metas financieras a corto plazo), donde guardas tu dinero de forma temporal, pero segura hasta el momento en que tengas que usarlo para gastos cotidianos.

Según el experto en inversiones Mario Medina, “durante los tiempos de crisis económica, un MMMF quizás sea el sitio ideal para esconder tu dinero mientras pasa la tormenta. Son muchos los inversionistas que venden un fondo mutuo más arriesgado y mueven su dinero a este tipo de fondo para esperar allí tiempos mejores”.

Pero aclaremos una confusión muy común: los MMMF y las cuentas de mercado monetario (money market accounts) son dos cosas bien distintas. Los bancos ofrecen cuentas del mercado monetario que brindan una pequeña tasa de interés, y por lo general el FDIC las asegura con la garantía del gobierno de Estados Unidos. Por otra parte, los MMMF son un tipo de fondo mutuo de inversión operado por bancos de inversión y compañías de fondos mutuos de inversión.

Los MMMF ofrecen una tasa de interés mayor para sus depósitos que las cuenta de mercado monetario o las cuenta de ahorros del banco, aunque también tienen asociados algunos requerimientos y salvedades asociadas a estos mayores tipos, como un depósito mínimo y requisitos de mantenimiento. Esto se debe a que quienes ponen su dinero en esos fondos asumen un riesgo mayor en sus inversiones que el que asumirían con las cuentas de mercado monetario.

El dinero que depositamos en un MMMF es utilizado por el banco para invertir en distintos valores. “Aún así podemos hacer depósitos y retirar dinero, de forma similar a como lo haríamos con una cuenta de ahorros, pero suele haber limitaciones en cuanto al número de retiradas de dinero que podemos efectuar durante cierto espacio de tiempo”, aclara Medina.

Aunque el FDIC no los asegura, durante mucho tiempo los MMMF han sido considerados inversiones seguras, al igual que las letras del tesoro (T-bills) emitidas por el gobierno federal o los certificados de depósito (CDs), pues las empresas de MMMF invierten el dinero de los depositantes en productos financieros de “bajo riesgo” – en general, deudas de corto plazo (1 año o menos) emitida por el gobierno federal, fondos municipales locales y compañías financieramente sólidas.