Partido para el morbo en Italia

'Ibrah' y Milan reciben a Pep Guardiola y al Barcelona por la cima del Grupo H

Guía de Regalos

ROMA, Italia (EFE).- El Milan y el Barcelona, ya clasificados para los octavos de final de la Liga de Campeones, se jugarán hoy, en el Giuseppe Meazza, la primera posición del Grupo H, en un choque en el que al Barsa le sirve el empate.

El partido de hoy pondrá en escena a un viejo conocido del Barsa, el sueco Zlatan Ibrahimovic, quien desde su marcha hace año y medio de la capital catalana ha mantenido una guerra verbal contra sus excompañeros y también contra el técnico Josep Guardiola, aunque no ha tenido ningún tipo de réplica, a excepción de Xavi Hernández, que mostró su sorpresa por las salidas de tono del ahora ariete del Milan.

Para rebajar un poco la crispación que él mismo ha generado, el exbarcelonista reconoció ayer que el Barcelona es “el mejor equipo del mundo”, y dijo que el partido será “emotivo” y “fantástico”.

Ambos equipos se vieron las caras en el Camp Nou en la primera vuelta, en un duelo en el que el Barcelona fue netamente superior durante todo el partido, pero que no supo materializar en triunfo, después de dos graves errores que se convirtieron en gol, en el arranque y en el último suspiro del encuentro (2-2).

Esta es la lección que más ha estudiado el Barcelona de su rival; la capacidad que tiene el equipo de Massimiliano Allegri de ser letal en las pocas opciones que se le presenten en el encuentro, a pesar de estar sometido durante los 90 minutos.

El Barcelona vuelve a un estadio de ingrato sabor, ya que hace dos ediciones, en la Liga de Campeones, perdió 3-1 contra el Inter, donde un gol fue en claro fuera de juego en un encuentro claramente dominado por los azulgrana, que a la postre cayeron eliminados en aquella semifinal porque fueron incapaces de revertir la diferencia en el Camp Nou (1-0).

Ahora, el conjunto barcelonista llega también en buen tono, como ha demostrado en los últimos partidos de Liga, aunque tendrá dos ausencias notables: el sancionado Dani Alves y el lesionado Andrés Iniesta, además de Adriano.

El de hoy será un partido en el que Guardiola sacará toda la artillería porque quiere sentenciar el grupo para que el último juego de la fase, ante el Bate Borisov en el Camp Nou, el 6 de diciembre, sea un puro trámite.

Villa, que estuvo en la banca aunque salió en los últimos minutos ante el Zaragoza y anotó, y Sergio Busquets, que descansó el sábado, se espera que estén en el once inicial, en el que Guardiola es probable que recupere la defensa de cuatro

Por el Milan, al lado de Ibrahimovic estará el brasileño Alexandre Pato, que ayer volvió a referirse a Leo Messi como “un jugador único”, mientras que en el centro del campo Boateng, Ambrosini, Nocerino y Aquilani intentarán aprovechar la baja de Iniesta.