No cesa la violencia en Yemen

Saná/EFE – El presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, condenó las acciones de violencia registradas ayer en Saná porque “tienen como objetivo encender la chispa de la guerra cada vez que se divisa un rayo de esperanza para lograr la paz”, en alusión a la firma el miércoles de un acuerdo que estipula su salida del poder.

Saleh, que se encuentra en Riad y cuyas declaraciones fueron difundidas por la agencia yemení Saba, se refería al ataque de grupos armados de supuestos partidarios suyos contra una multitudinaria protesta de opositores que se saldó con al menos cinco muertos.

“Hay elementos que no desean la seguridad, la estabilidad y la paz en Yemen y que trabajan por encender la chispa de la guerra y generar el caos cada vez que se divisa un rayo de esperanza para lograr la paz en el país”, subrayó.

El presidente yemení expresó su pesadumbre por la continuación de la violencia y sus deseos de que no se repitan estas acciones que “tienen como objetivo a inocentes e intentan desestabilizar el país”.