Se entrega quien roció gas pimienta en una tienda

Washington/EFE – Una mujer, descrita como latina y que admitió que roció a otros clientes de una tienda WalMart en Los Ángeles (California) con aerosol lacrimógeno durante la estampida de compradores poco antes del “viernes negro”, se presentó ayer a las autoridades, informó el diario Los Ángeles Times.

La policía, que no divulgó el nombre de la mujer, indicó que quedó en libertad.

El jueves de noche, cuando en todo el país se congregaban multitudes de consumidores a la espera de la apertura de las tiendas en la jornada siguiente al Día de Acción de Gracias, una veintena de personas recibió la rociada lacrimógena.

Las autoridades indicaron que, en la puja por asegurarse una consola de juego electrónico Xbox con precio rebajado, la compradora ahuyentó a sus posibles competidores con el aerosol irritante, pagó el juego y se fue de la tienda antes de que llegara la Policía.

Entre las personas afectadas por el aerosol se incluyeron niños, y varios adultos se quejaron de irritación en la piel, los ojos y la garganta.

El diario de Los Ángeles señaló que la policía examinará las grabaciones de vídeo de las cámaras de vigilancia de la tienda y los recibos de compras del juego Xbox emitidos en la hora del incidente.

“La sospechosa fue descrita como una latina, de unos 30 años de edad, unos 5 pies y tres pulgadas de estatura y de unas 140 libras” , señaló el diario. “La mujer usaba pantalón negro y un suéter negro cuando ocurrió el ataque”.

Una mujer que corresponde a esa descripción se presentó a la policía de Los Ángeles el viernes de noche y quedó en libertad mientras continúa la investigación.