‘Indignados’ de LA resisten hasta el final

LOS ANGELES – Un grupo de integrantes de OccupyLA ultimaban anoche los detalles de un plan para el momento en que la policía los desalojara.

“Están en entrenamiento en el uso de la no violencia y la desobediencia civil, y en cómo llevar a cabo acciones de desobediencia civil de manera responsable”, explicó Brian, un integrante de ese movimiento que hoy cumpliría dos meses de ocupación.

En las últimas horas de OccupyLA, el movimiento local de indignados que se ubicó en el parquecito y el pasto alrededor del Ayuntamiento, estaba listo para el desalojo que se cumpliría pasada la medianoche.

Los “indignados” no esperaban que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) empleara tácticas violentas contra ellos.

“No espero que la policía venga a aporrearnos, no quieren mala prensa, pero tampoco nos quieren aquí”, dijo horas antes del desalojo Brian.

Tony McGrath, un ciudadano australiano que se unió al movimiento motivado por un interés histórico, dijo que aún cuando OccupyLA pierda los espacios municipales que ha ocupado por cuatro semanas, ha dejado plantadas sus semillas, y que las ideas que motivaron su creación seguirán vivas. A su modo de ver, el Ayuntamiento angelino ha sido muy abierto hacia los indignados, y que incluso la policía hasta ahora ha tenido una política de no involucramiento.