Aumentan matrículas en CUNY

NUEVA YORK – Pese a la masiva protesta estudiantil realizada ayer frente al Colegio Baruch, en contra del alza en las inscripciones, la Junta de Síndicos de CUNY aprobó por mayoría el “Plan de Matrícula Racional”.

La mencionada junta votó a favor del Plan de Matrícula Racional que autoriza un aumento de $300 al año -por los próximos cinco años- que, en números, representa para cada estudiante, un incremento del 31%, durante los próximos cuatro años. Llevando el valor de la matrícula del año pasado, de $4,830, a $6,330 para el año 2015. La aprobación del plan, fue recibida con desagrado entre los miembros de la organización Estudiantes Unidos por un CUNY Gratuito (SUFC, por sus siglas en inglés), que previo a la votación realizó una marcha, desde el parque Madison Square hasta las instalaciones del Colegio Baruch, protestando y gritando consignas en contra del alza en las matrículas.

“Es una arbitrariedad lo que se están haciendo con nosotros, los estudiantes”, dijo evidentemente enojada Alma Rodríguez, una de las participantes en la protesta. “Los más afectados somos los estudiantes de las minorías, que hacemos un gran sacrificio para superarnos académicamente y que ahora debemos también enfrentarnos al obstáculo económico que crea este aumento”.

Las instalaciones del Colegio Baruch, en donde se suspendieron las clases de la tarde, estuvieron fuertemente custodiadas por uniformados, así como de un significativo dispositivo de barricadas, que fueron colocadas alrededor de la edificación de la calle 25, entre las avenidas Tercera y Lexington.

En la manifestación de ayer no se registraron mayores roces entre estudiantes y policías, por lo que no se llegó al tenso clima vivido la semana pasada -durante una audiencia pública- en donde se produjeron enfrentamientos que dejaron un saldo de 15 alumnos arrestados.

Los estudiantes se quejaron una vez más por los atropellos de la semana pasada por parte de la policía, así como por habérseles impedido la entrada a la audiencia pública, argumentando que el recinto estaba lleno a su máxima capacidad.

El canciller de CUNY, Matthew Goldstein, dijo que una matrícula más elevada significará “la protección de nuestro cuerpo facultativo y personal contra la clase de despidos masivos que los otros sistemas públicos de educación superior han experimentado durante los recientes años”.

El aumento en las matrículas fue aprobado el verano pasado por la Legislatura estatal, como parte de un plan denominado “cuota racional”, por el que los funcionarios de CUNY han asegurado que eliminarán los aumentos repentinos en las matrículas, promulgados en los últimos años.

Facultativos de varios colegios que componen CUNY, de forma voluntaria y con una cinta amarilla en sus antebrazos acudieron a la marcha para asegurarse que la misma fuera de forma pacífica. Al cierre de esta edición no se reportaron arrestos.