Dramático testimonio de exrehén

Bogotá/EFE – El policía Luis Alberto Erazo, único rehén sobreviviente de la masacre de las FARC, se mostró convencido de que la Fuerza Pública perseguirá a “Timochenko”, el nuevo jefe de esa guerrilla, “hasta el infierno”.

En una entrevista con Caracol Radio, la primera desde que fuera encontrado el sábado con vida después de que sus cuatro compañeros de cautiverio fueran ejecutados, explicó que desde hacía un mes y medio caminaban por la selva debido a la cercana presencia del Ejército y que eran encadenados por las noches,

Al campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) donde se produjo la matanza en medio de una operación militar habían llegado el día anterior, es decir, el viernes. Después de haber asesinado a los policías Edgar Yesid Duarte Valero, Elkin Hernández Rivas y Álvaro Moreno, así como al sargento mayor del Ejército José Libio Martínez, este último en cautiverio desde hacía casi 14 años, las FARC persiguieron a Erazo e intentaron matarlo, pero logró escapar.

El superviviente se cura de sus heridas y recibe atención en el Hospital de la Policía de Bogotá, adonde fue trasladado el domingo desde el sureño departamento de Caquetá.

También dijo que no tiene conocimiento de donde está el nuevo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, pero dejó claro que “donde esté le va a caer la Fuerza Pública”.

“La Fuerza Pública llega hasta el infierno, lo van a traer, lo van a dar de baja”, aseguró.

Erazo seguirá por ahora en la Policía Nacional- “es mi institución, ella me ha dado lo que soy y lo que tengo”.